Así ha sido el comportamiento del dólar en 2020

Así ha sido el comportamiento del dólar en 2020
Así ha sido el comportamiento del dólar en 2020

El dólar es una divisa fundamental a nivel mundial y su comportamiento tiene consecuencias significativas en muchas esferas de la sociedad. El precio del dólar incide, por ejemplo, en el valor de los aparatos tecnológicos o productos importados que compramos, los insumos de las empresas o las exportaciones de café, petróleo, carbón, flores y demás. En este sentido, además de tener implicaciones comerciales, también afecta a la salud fiscal del país.

Durante 2020, el comportamiento de la Tasa Representativa del Mercado (TRM), es decir, la cantidad de pesos colombianos por un dólar de los Estados Unidos, presentó fluctuaciones constantemente e incluso alcanzó un máximo histórico.

Con fecha de corte a noviembre 27 de 2020, la tasa de cambio promedio alcanzó los $3.717 por dólar, el valor mínimo de la divisa fue de $3.253,89 y el máximo fue de $4.153,91 el 20 de marzo, rompiendo la barrera del mayor precio que había sido registrado hasta la fecha, de acuerdo con el histórico de la TRM consultado en la página del Banco de la República.

La volatilidad del dólar ha aumentado por la aparición del COVID-19 en el mundo y las consecuencias que ha tenido en los diferentes países. La crisis generada por el virus creó un ambiente de incertidumbre que, según menciona Davivienda en el libro “Colombia, frente al reto de la transformación”, ha resultado en “el incremento en la aversión al riesgo internacional, la caída de los precios del petróleo, el aumento de la prima de riesgo país y la salida de capitales”. Estos factores, en conjunto, facilitaron el aumento de la TRM.

Pese a esto, recientemente se ha dado una tendencia a la baja, pues ya se tiene más certeza sobre el manejo de la pandemia, las economías están en etapa de reapertura, se han anunciado avances en las vacunas y esto ha hecho que entren capitales a los mercados en vía de desarrollo.

Estas fluctuaciones afectan a las empresas de diferente manera. Por ejemplo, una compañía exportadora con un precio del dólar bajo percibe menos pesos por su mercancía, mientras que una firma que importa productos o materia prima con un dólar más caro se enfrenta a un proceso productivo más costoso, haciendo que se reduzca su nivel de rentabilidad.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Cómo afecta la subida del dólar al inversionista colombiano?