Brecha salarial entre mujeres y hombres aún persiste en Colombia

En Colombia, aunque las mujeres son mayoría, un reciente estudio confirma que a pesar de que la brecha salarial entre hombres y mujeres ha disminuido, aún continúan las diferencias por género en el sector productivo. Conozca aquí toda la información que revela el estudio. La investigación, realizada por el departamento de economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y que parte de los resultados de la Encuesta Integrada de Hogares del Dane de 2017, echa un vistazo a los cambios que ha tenido el mercado laboral en la última década, que en general, aunque lentos, han mejorado la situación de la mujer en el mercado productivo. Para empezar el estudio reveló que aunque las mujeres asalariadas en Colombia tienen más años de educación que sus colegas hombres, perciben menores ingresos: ganan 7% menos al mes que sus pares masculinos. En el grupo de trabajadores independientes, la brecha en ingresos es mucho mayor: las mujeres reciben al mes una entrada económica 35,8% inferior a la de los hombres. Además el desempleo sigue afectando más a la población femenina laboralmente activa. Mientras que para las mujeres es de 12,8%, para los hombres es del 8,8%. Sin embargo, asegura el estudio, el panorama es mucho más alentador de lo que era hace una década. Por ejemplo, hoy, las asalariadas, que tienen un año más de educación que sus homólogos, acceden fácilmente a un empleo formal con todas las prestaciones de ley, pese a que ellas representan solo un 39,9% en el mercado laboral, mientras que los hombres representan el 60,1%. Cabe recordar que en el 2008, esta relación era de 34% mujeres activas en el mercado laboral frente al 66% en hombres. Respecto al factor de salarios el estudio señala que “son las mujeres con mayor logro educativo quienes consiguen trabajos asalariados formales”. No obstante, tienen que estudiar más para ser más competitivas que los hombres al momento de ingresar y mantenerse en el mercado laboral, sin que esto les represente mejores ingresos. “El ingreso debería ser más alto entre más productivas sean las personas”. “Entre mayor educación y más experiencia tengan las personas, probablemente más alta es su productividad y mayor debería ser su salario independientemente de su género”, concluye el estudio. Para finalizar, el estudio sugiere un camino para lograr la eliminación de la brecha salarial por género en el país. Los investigadores dicen que un punto clave para esto es “cambiar ese rol que tienen las mujeres en la economía del cuidado, que son actividades no pagadas en gran medida”. Los académicos creen que esta sería una medida más eficiente que la actual “Ley de cuotas” que, a su juicio, no ha servido para reducir desigualdad laboral y no existe en ningún otro país.

Indique el motivo de su respuesta:

No entendí el contenido.
No estoy de acuerdo con la información brindad.