¿Cómo cambió el precio del petróleo en 2020?

¿Cómo cambió el precio del petróleo en 2020?
¿Cómo cambió el precio del petróleo en 2020?

El 2020 ha sido un año de grandes retos para las diferentes industrias, incluida la petrolera. La pandemia hizo que muchas de las actividades productivas se detuvieran y que la demanda agregada disminuyera considerablemente. Esta situación, sumada a las tensiones geopolíticas que se presentaron entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, afectaron la demanda de crudo a nivel mundial e hicieron que el precio de este mineral fluctuara durante lo corrido del año.

A principios del 2020, antes de la llegada del COVID-19, el mercado petrolero operaba con normalidad y el precio de ambas referencias (Brent y WTI) estaba por encima de los US$60. Esta cifra se encontraba dentro de las proyecciones realizadas por el Gobierno colombiano que calculó el precio del Brent en US$67, dentro del Presupuesto General de la Nación para 2020.

Lo invitamos a leer el artículo “¿WTI y Brent, cuál es la diferencia?”

Sin embargo, este escenario cambió con el paso de los meses. Entre marzo y abril, el precio del petróleo enfrentó dos choques diferentes. Por un lado, el 6 de marzo empezó una guerra abierta de precios y producción entre Rusia y la OPEP, encabezada por Arabia Saudita, que hizo que el valor del petróleo bajara. Y, por el otro, la llegada del COVID-19 y los confinamientos decretados por los gobiernos a nivel mundial para contener la propagación de virus, que desencadenaron en una caída significativa de la demanda.

Así, el 19 de abril, el precio del barril WTI, en una situación sin precedentes, alcanzó terrenos negativos, en concreto, el precio al cierre del día fue de – US$37,63, de acuerdo con el diario Portafolio. Lo anterior, llevó a que los productores les pagaran a los inversionistas para que se quedaran con el crudo durante ese día.

Ahora bien, es clave analizar cómo ha afectado la dinámica del precio del petróleo a la economía colombiana, pues el crudo es fundamental para las finanzas del país. Según Fedesarrollo, la contribución de este sector a las exportaciones ha estado entre 33% y 55%. Además, el petróleo y la minería han aportado a la Inversión Extranjera Directa (IED), hasta un 47,9%, por ejemplo: en el año 2019 contribuyó con en 40,3%, en el 2018 con el 37% y en el 2017 con el 30,7%, de acuerdo con las cifras del Banco de la República.

Por otra parte, la industria de hidrocarburos es una fuente de trabajo importante. Según la Asociación Colombiana de Petróleo, para el año 2016 y 2017 esta industria generó alrededor de 186.842 empleos.

Por lo anterior, el diario La República afirma que una caída en los precios del petróleo afecta los ingresos corrientes de la Nación, ya que aproximadamente el 12% de estos provienen de la renta petrolera.

No obstante, en los últimos meses se ha empezado a ver una mejora en el sector y cierta estabilidad en los precios del crudo, pues las expectativas de recuperación económica se han acelerado, lo cual implicaría una mayor demanda de petróleo por parte de los países.