Desarrollo e innovación en el sector bancario colombiano

En cuanto a evolución digital por innovación bancaria, Colombia está tomando la delantera y es hoy el sexto país con mejores resultados en la región. Un artículo publicado recientemente por el diario económico La República confirma lo anterior, haciendo énfasis en el hecho de que es posible que estemos enfrentándonos al inicio del fin de las oficinas bancarias para dar paso a los “neobancos”, entidades financieras que permiten hacer transferencia de dinero simple y obtener pronósticos sobre inversiones. Además, son en su totalidad entidades digitales, lo cual elimina por completo las sucursales físicas.

Todo esto es una clara afirmación de que el mundo financiero se está transformando y, con él, la manera como cada usuario realiza diferentes transacciones en su día a día. El objetivo principal es hacer que cualquier procedimiento sea sencillo y rápido y la apuesta principal recae sobre la tecnología y la innovación.

De acuerdo al “Índice de Evolución Digital (DEI) para Latinoamérica y el Caribe (LAC)”, elaborado por Mastercard y The Fletcher School de la Tufts University, Colombia se lleva el sexto puesto en evolución digital de la región, con un crecimiento de 3,2% en 10 años frente a temas como: políticas favorables al desarrollo digital, estímulos para la infraestructura de la oferta y un impulso para mejorar la inclusión digital y financiera. Esto es positivo pues quiere decir que una transformación económica está ocurriendo y que esta puede ser atractiva para cualquier economía a nivel mundial.

También es importante resaltar el hecho de que este proceso de transformación implica una aceleración en la velocidad de la masa monetaria, lo cual, al mismo tiempo, permite movilizar dinero de los sectores más productivos a aquellos que más lo necesitan en un menor período de tiempo, llevando así a una transformación económica de índole mundial.

En el caso colombiano, diferentes entidades bancarias ya están haciendo su contribución. Algunos bancos han reportado una inversión de aproximadamente US$300 millones en transformación digital. Esta apuesta es muy positiva y se espera que cada vez sean más los países que sean parte de este proceso de transformación. Colombia y sus empresas ya están viendo los cambios y es cuestión de tiempo para que otros países comiencen a hacerlo también.

Si le gustó este artículo lo invitamos a leer “Metas del sector Bancario para el 2019“.