Deseos financieros para el 2019

Va a comenzar un nuevo año y vienen nuevos retos y deseos por cumplir. Muchas veces esos deseos se quedan simplemente en frases bonitas que se escriben la noche del 31 de diciembre, pero no se traza un plan claro para cumplirlos. Le preguntamos a tres generaciones acerca de sus deseos financieros para el 2019 y esto fue lo que respondieron. Sebastián, un joven de 30 años, espera que el próximo año traiga para él una mayor estabilidad financiera, dinero extra para viajar y para comprar cosas que le gustan, y por último, que parte de sus ingresos pueda invertirlos en un bien como un carro o una moto. Por otro lado, Stefanía, una estudiante de música de 18 años que recién inicia sus estudios, espera que este año tenga el dinero suficiente para viajar por Europa y Latinoamérica. A la pregunta de cómo conseguirá el dinero para hacerlo, respondió que le gustaría volverse influenciadora digital de un canal de viajes en YouTube o en un blog personal de Instagram que alcance tal impacto que le permita conseguir patrocinadores que costeen sus viajes y, además, le paguen por viajar. Para una generación más recorrida como la de Edgar, un pensionado de 65 años que aún trabaja, los deseos financieros se dirigen a la inversión. Él espera poder invertir algo de sus ahorros en un negocio que le dé mayor tranquilidad y poderse retirar del trabajo al fin. Con esto espera tener una mayor independencia económica y aumentar su liquidez y lograr viajar con su esposa e hijos. Para que Sebastián, Stefanía y Edgar puedan cumplir sus deseos, es necesario convertirlos en objetivos claros, planeando una forma de ahorro, ya sea en una alcancía o en un banco. Seguramente, si se trata de un ahorro significativo, podría pensar en invertirlo en un fondo a término fijo, que le represente beneficios a corto plazo para invertir en un viaje o en lo que haya deseado. Así que, no lo piense más y materialice sus sueños. Empiece a trabajar por sus deseos y no espere a que se acabe el año para pensar que pasó un año más y no hizo lo que quería. Si le gustó este artículo lo invitamos a leer “Año nuevo, presupuesto nuevo”.

Indique el motivo de su respuesta:

No entendí el contenido.
No estoy de acuerdo con la información brindad.