Gastos diarios que puede eliminar para ahorrar más cada mes

Aunque no lo crea, existen gastos innecesarios que poco a poco hacen mella en su bolsillo y que por más que estén ahí son tan pequeños que parecen invisibles pero repercuten negativamente en su economía. A continuación le damos algunas ideas de los gastos que podría eliminar lo más pronto posible para lograr una mejoría a corto plazo en sus finanzas.

Pagar transporte especial como taxis: el transporte público es complicado, es verdad. No obstante, en muchas ocasiones usted toma este tipo de transporte por pereza o por facilidad para llegar a casa más temprano para descansar. Pero, si usted hace un ejercicio de conciencia se dará cuenta que gran parte del dinero de sus ingresos se los está gastando ahí y lo que es más vergonzoso, en desplazamientos cortos. Si de verdad quiere ahorrar y aportar para mejorar el caos vehicular use bicicleta o camine si la distancia no es muy lejana. Verá buenos resultados en su salud y en su bolsillo.

El café diario de las mañanas: aunque suene fácil, no es tan sencillo como parece pues hay personas que tienen como costumbre tomar un café cuando se levantan, otro cuando llegan al trabajo, uno más en la tarde y un último al final del día para cerrar con éxito sus actividades laborales, por lo que para ellos es muy difícil dejar esta bebida de lado de un momento a otro.

Sin embargo, hay una cosa que lo puede motivar a hacerlo: las cuentas. Sume el dinero que a diario está gastando en la cafetería si se compra entre uno a cuatro cafés al día y se dará cuenta que está gastando en promedio $4.000 pesos o más, lo que en una semana llega a $20.000 y en un mes a $80.000.

Alcohol: si usted es de los que no le gusta la cerveza o el trago, sáltese este ítem. Pero si acompaña sus almuerzos, sus tardes o la gran mayoría de fines de semana con este tipo de bebidas , es mejor que le preste atención porque este gusto puede afectar su bolsillo. Recuerde que “una al año no hace daño”, pero sí cuando son constantes los tragos estos no solo afectan su salud sino sus finanzas.

Productos de belleza especializados: está bien cuidarse pero para ello no se necesita comprar marcas costosas y un tipo de producto especializado para cada parte de su cuerpo. Hay personas que compran cuatro tratamientos para el cabello, una crema para la cara, otra para las manos y otra diferente para las piernas. Y peor aún, deciden dar un poco más de dinero porque les gustó el empaque o el color del producto. Lo recomendable es que compre lo estrictamente necesario, ya que los productos de aseo son unos de los más costosos de la canasta familiar.

Productos alimenticios no básicos: si usted es de los que cada vez que va a hacer mercado termina comprando de todo, menos los alimentos indispensables que requiere para su dieta balanceada es mejor que reconsidere este gasto. Esas galletas, salsas, comida de paquete y six packs de gaseosas son los que están incrementando sus facturas y perjudican también su salud. Si reduce alguno de ellos seguro notará un buen cambio físico y en su economía. Lo ideal es que compre lo indispensable y en cantidad para períodos largos y así logrará ahorrar.

Recuerde que cada peso cuenta, como dice el refrán popular, y estos pequeños gastos innecesarios que hace a diario pueden ser la causa de que sus ingresos no le alcancen o no le permitan ahorrar y cumplir sus metas.