¿Han sido exitosas las reformas tributarias en Colombia?

¿Han sido exitosas las reformas tributarias en Colombia?

El IVA se ha convertido en el cemento que utilizan los ministros para reunir el dinero que hace falta para los gastos de la Nación. Esta es la razón por la cual el país carga a sus espaldas con cuatro reformas tributarias realizadas en los años 2010, 2012, 2014 y 2016. Pero ¿estas reformas han logrado su objetivo? Es decir, ¿por medio de ellas ha sido posible aumentar el recaudo y con ello la inversión social para así disminuir aspectos como la desigualdad en el país?

Para responder esta pregunta es importante tener en cuenta el hecho de que, para el 2018, el Índice de Gini, que mide el nivel de desigualdad de los países, fue en Colombia de 53 puntos, un nivel muy alto, según el Banco Mundial. Pero lo más preocupante en esto es que, para el 2016, año en que fue realizada la última reforma, esta cifra era de 50,8.

Lo anterior, de acuerdo con el Banco Mundial, demuestra que en realidad los objetivos no han sido cumplidos. La razón de esto es que debido a la alta evasión, un aumento en la corrupción y la administración ineficiente del gasto público, que hasta el momento representa alrededor del 4,8% del PIB en Colombia, el país ha enfrentado una especie de crisis o recesión económica que no le permite alcanzar el nivel de crecimiento esperado y brindar una mejor calidad de vida para sus habitantes.

Esta es la razón por la que es tan importante preguntarse si es una reforma tributaria lo que en realidad necesita el país para crecer económicamente. Pues, hasta el momento, parece como si ese cemento que en primera instancia parecía ser una buena opción para cubrir el dinero faltante, no cuenta con la fortaleza que se necesita para mejorar la situación de raíz, o por lo menos eso es lo que consideran los expertos.

Por todo lo anterior, se espera que antes de que cualquier decisión sea tomada, los mandatarios evalúen muy bien y de manera responsable, en qué situación se encuentra el país y en qué otras ha estado, para determinar qué es lo que realmente se necesita para sacar adelante la economía nacional. La política fiscal, hasta el momento, no ha sido la solución. ¿Será la política monetaria la que salvará la patria? Con el nuevo Gobierno, eso está por verse.

Si le gustó este artículo lo invitamos a leer “La reforma tributaria que impulsará el nuevo gobierno”.