¿La caída de la Ley de Financiamiento podría impactar la confianza inversionista?

¿La caída de la Ley de Financiamiento podría impactar la confianza inversionista?

El miércoles 16 de octubre, la Corte Constitucional tumbó la Ley de Financiamiento por vicios en el proceso de aprobación de la norma. La Ley seguirá vigente hasta el 31 de diciembre. Esto significa que, a menos que el Gobierno logre llevar a aprobación una nueva de aquí a que se acabe el año, el primero de enero tendremos las mismas normas tributarias aprobadas en la reforma del 2016.

El oscuro panorama que prevé el ministro de Hacienda

La Ley de Financiamiento tenía varios artículos que promovían la inversión en Colombia. La devolución del IVA en la compra de bienes de capital, la reducción del impuesto de renta para empresas, las exenciones tributarias a empresas de economía naranja, entre otras normas, incentivaban la inversión.

Por eso, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aseguró para la revista Semana que si se caía la Ley, el impacto más fuerte sería la pérdida de la confianza inversionista. Según él, este sería un daño permanente que le podría costar al país alrededor de $1.000 billones en los próximos diez años.

Carrasquilla afirmó que los inversionistas perderían credibilidad en las políticas económicas del país, pues una vez aprobadas, la Corte podría tumbarlas. Esto impactaría negativamente en el crecimiento económico de Colombia.

Hasta el momento, las previsiones de Carrasquilla no se han cumplido

El impacto inmediato de la caída de la Ley no fue negativo. Según la revista Semana, tras la decisión de la Corte, el dólar bajó 24 pesos y el índice COLCAP, “que mide el comportamiento de las 20 principales acciones del país, cayó 0,06%”. Esto podría indicar que no hubo una respuesta negativa inmediata por parte del mercado.

En cuanto al crecimiento económico, la calificadora de riesgo Fitch Ratings aseguró que el impacto de la decisión de la Corte será apenas marginal. Su director, Richard Francis, ya había mencionado previamente que una posible caída de la Ley no tendría efecto en materia económica.

El Gobierno ya anunció que tramitará otra ley similar con mensaje de urgencia, para que en 2020 estos incentivos de inversión continúen intactos. Hasta el momento, el impacto de la caída de la Ley no se ha visto en el mercado. En caso de que el Gobierno no logre pasar una nueva reforma, podremos ser testigos del impacto real en la confianza inversionista y el crecimiento económico.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Reemplazar el peso por el dólar en Colombia?