La inversión extranjera no minera ha aumentado 31,2% en 2020

La inversión extranjera no minera ha aumentado 31,2% en 2020
La inversión extranjera no minera ha aumentado 31,2% en 2020

Entre enero y julio de este año la inversión extranjera no minero energética creció 32,1% respecto al mismo periodo de 2019. De acuerdo con el informe del Banco de la República, la balanza cambiaria reveló que en los primeros siete meses de 2020 estas inversiones alcanzaron los US$2.019 millones y representaron el 43,2% del total de la Inversión Extranjera Directa (IED). Según Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, esta noticia “demuestra que el país es percibido como un mercado atractivo, seguro y con proyección de crecimiento”, citada por la revista Dinero.

Las inversiones no mineras incluyen sectores como manufactura, servicios y agroindustria, de manera que su crecimiento ayuda a fortalecer las cadenas productivas del país y a reducir la dependencia del petróleo que históricamente se ha dado en Colombia. Las crisis económicas que han generado las caídas del precio del crudo han dejado la lección de prepararse y aumentar la competitividad en la región trabajando con otros sectores de la economía. Aumentar las exportaciones de diferentes industrias es fundamental para un crecimiento generalizado y sostenible a largo plazo.

Desde hace varios años, uno de los principales objetivos del Gobierno Nacional ha sido impulsar la diversificación de la economía y promover el crecimiento de sectores diferentes al de la minería y el petróleo. En esta misma línea, el plan de reactivación económica “Compromiso por Colombia” propone la inversión extranjera efectiva como una de las herramientas más importantes para la recuperación pos-COVID-19, gracias a su impacto en la generación de empleo, el fortalecimiento del tejido empresarial y el jalonamiento de las exportaciones.

Ahora bien, pese al crecimiento de las inversiones no mineras, la inversión extranjera como un todo, en el periodo de enero a julio, se redujo 22% en comparación al año 2019, específicamente por una caída del 40,4% en la inversión petrolera y minera. Esto ocurrió, entre otras cosas, por el cese de actividades productivas que generó el virus en el mundo, pero también muestra un panorama alentador en la transformación del esquema productivo de la economía colombiana.

Para terminar, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, menciona que la meta es alcanzar US$11.500 millones en inversión de sectores distintos al minero energético para el 2022 y que así la recuperación económica sea en forma de “V”. Para esto, el Gobierno ha diseñado un esquema de incentivos tributarios atractivos que aseguren la entrada de capital al país.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Cómo invertir en Colombia desde el exterior?”