Las cuentas fiscales de la Ley de Financiamiento

Las cuentas fiscales de la Ley de Financiamiento

En 2016, el expresidente Juan Manuel Santos firmó una reforma tributaria que solo duró dos años, pues empezó a regir en enero de 2017 y en el mismo mes de 2019 dio paso a la Ley de Financiamiento impulsada por el Gobierno de Iván Duque. Con esta nueva Ley, el panorama tributario cambió. La carga incrementó para los ciudadanos, especialmente los más ricos, y disminuyó para las empresas.

¿Ley de financiamiento o de desfinanciamiento?

El diario Portafolio entrevistó a Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana. Reyes afirmó que la Ley de Financiamiento reduce el recaudo tributario a partir de 2020. Las exenciones tributarias a empresas no se compensan con el aumento y la creación de impuestos para las personas naturales.

La ANIF había calculado que para 2019 la norma generaría un recaudo de $7 billones, pero que, por efecto de los beneficios, en 2020 sería de $5 billones menos. De mantenerse por los próximos años, el recaudo continuaría muy por debajo de lo que recibía la Nación antes de la Ley de Financiamiento.

Las cuentas fiscales de 2019

De acuerdo con la DIAN, a septiembre de 2019 el recaudo tributario creció un 11,6%, respecto al mismo periodo de 2018. El impuesto de normalización tributaria y el impuesto al patrimonio, por ejemplo, fueron dos normas impulsadas por dicha Ley que permitieron un recaudo extra y que aportaron $1,3 billones el primero, y $229.000 millones el segundo.

Según el portal Actualícese, con la Ley de Financiamiento el Gobierno espera que el recaudo crezca hasta un 9,8% en 2019, cifra superior a la de 2018, cuando creció un 6%. Como afirman los expertos, el problema sería a partir de 2020 cuando el recaudo disminuya, en caso de prosperar la Ley de Financiamiento que tramitará el Gobierno en el Congreso.

Es importante aclarar que, a pesar de que el recaudo disminuiría en caso de que se mantengan las normas de la Ley de Financiamiento para el 2020, el Gobierno espera impulsar el crecimiento económico y la competitividad del país generando incentivos para la inversión y el desarrollo empresarial en Colombia. Pronto veremos los resultados y comprobaremos si la apuesta de crecimiento del Gobierno fue efectiva.

Lo invitamos a leer el artículo “¿La caída de la Ley de Financiamiento podría impactar la confianza inversionista?