Medidas económicas para tener una rápida recuperación tras la pandemia

Medidas económicas para tener una rápida recuperación tras la pandemia
Medidas económicas para tener una rápida recuperación tras la pandemia

En crisis anteriores, muchos gobiernos tomaron medidas dirigidas a estimular la demanda agregada. Sin embargo, esta crisis es especial. No fue la demanda la detonante de la misma. Fue una pandemia difícil de prever y para la cual nadie estaba preparado. La situación afectó la oferta y la demanda. Hoy, los países del mundo enfrentan un reto sin precedentes en la historia reciente: mantener a flote la productividad y el consumo sin poner en riesgo la salud de sus ciudadanos.

El funcionamiento de la economía hace que todos sus elementos estén estrechamente entrelazados. Si quiebran las empresas, se pierden empleos y el país recibe menos dinero por concepto de impuestos. Los sistemas de seguridad social disminuyen el número de afiliados. Las personas pierden poder adquisitivo impactando el consumo de los hogares, lo que afecta el comercio. Una cadena que pone en peligro la estabilidad de una nación.

Un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), denominado “Políticas económicas para la guerra contra el COVID-19”, explicó hacia donde se deben dirigir las medidas de choque: preservar el empleo a través de la protección de la empresa privada, evitar el desalojo tanto de arrendatarios como de propietarios y conservar las redes económicas y comerciales. De acuerdo con la organización, del éxito de las políticas económicas dependerá la rápida recuperación una vez se suavicen las medidas de distanciamiento social.

Para ello, los gobiernos deben otorgar solvencia y liquidez a tres grandes actores: empresas, hogares y entidades financieras. Para otorgar solvencia a empresas y entidades financieras, se proponen medidas como inyecciones de capital o subsidios para mantener el empleo. Para las personas, sugiere brindar seguros de desempleo, transferencias de efectivo a los hogares y vales de alimentación para los estudiantes más afectados. Para otorgar liquidez, el FMI propone extender o eliminar el pago de impuestos y ampliar el plazo del pago de créditos, tanto para empresas como para personas naturales.

La entidad internacional también establece tres objetivos que deben guiar a los diferentes gobiernos. El primero, consiste en garantizar el funcionamiento de sectores esenciales, como lo son la atención sanitaria, los alimentos o medicamentos. El segundo, proporcionar recursos a las personas afectadas. El tercero, evitar una disrupción excesiva de la economía, es decir, salvaguardar las redes de producción y cooperación entre los diferentes actores.

El FMI asegura que, si bien los países desarrollados cuentan con el capital para implementar estas medidas, los emergentes y de bajos ingresos deberán acudir a donaciones y préstamos multilaterales para que una vez finalice la pandemia, la recuperación sea lo más rápida posible.

El Gobierno colombiano ha tomado medidas encaminadas a proteger a la población vulnerable, a los trabajadores que han perdido su empleo, a preservar la empresa privada y otorgar liquidez al sector financiero. La ampliación del plazo para el pago de impuestos, subsidios para las nóminas, líneas de crédito especiales para empresas y ayudas para los hogares que han visto afectada su capacidad adquisitiva, son algunas de las medidas dirigidas a cumplir con los objetivos propuestos por el FMI.

Así mismo, decisiones como los tres días sin IVA o los subsidios a la vivienda VIS y no VIS, buscan promover la inversión y el consumo de los hogares para que el dinero circule, la economía esté en movimiento y los comercios puedan incrementar sus ventas durante estas fechas. Del éxito de estas medidas dependerá la rápida recuperación de una economía como la colombiana que, antes de la pandemia, venía creciendo a un ritmo superior al de la región.

Lo invitamos a leer el artículo “Vencer al COVID-19 es asunto de todos