Ahorrar, ahorrar y ahorrar, pero ¿Invertir?

Ahorrar, ahorrar y ahorrar, pero ¿invertir?
Conozca algunas alternativas para invertir

Seguramente usted ha escuchado demasiadas recomendaciones sobre la importancia de ahorrar como una de los hábitos fundamentales en el manejo de las finanzas personales. Y también, se ha puesto metas para destinar un porcentaje de sus ingresos mensuales que recibe hacia el ahorro.

El ejercicio de ahorrar consiste básicamente en acumular dinero. Entonces usted está ahorrando cuando acumula recursos en una cuenta de ahorros, debajo del colchón o simplemente le da su dinero a algún familiar o amigo para que se lo devuelva en un momento determinado.

El problema que tiene solamente ahorrar o acumular recursos es que estos pierden valor con el pasar del tiempo. Y esto sucede porque los bienes o servicios que usted adquiere suben continuamente de precio: los alimentos, el transporte, la educación, los tiquetes aéreos y en general todos los productos o servicios son más costosos hoy que hace una año, por ejemplo.

De allí la importancia de no simplemente acumular dinero, sino de poner a trabajar esos ahorros. Es decir, invertir sus ahorros para que crezcan en el tiempo y su capital no pierda valor.

El estudio Ahorro Latam 360 realizado en 2016 reveló que el 36% de los colombianos asegura ahorrar. Sin embargo, la encuesta de medición de capacidades financieras que realizó el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en 2015 indicó que el 37% de los colombianos ahorra y pone el dinero bajo el colchón o en una alcancía.

Otra forma de ahorro informal entre los colombianos es la denominada “cadena”. Esta figura consiste en que un grupo de personas aportan periódicamente una misma cantidad de dinero, los cuales son entregados a un miembro de la “cadena”, cada mes.

Por ejemplo, una persona que participa en una cadena aporta $100.000 cada mes durante un periodo de un año. En alguno de los meses y dependiendo de la posición que le correspondió en la cadena, recibirá $1’200.000. Esta práctica común entre familiares y amigos hace que el dinero se acumule pero no crezca.

Ahorrar es fundamental porque es el primer paso para empezar a crecer financieramente pero no es suficiente si no se pone a trabajar ese ahorro. Recuerde que la inversión es el complemento ideal del ahorro y existen diferentes alternativas para, además de preservar ese dinero que se guardó, este produzca al mismo tiempo.