Aprenda a interpretar el cambio en el precio del dólar

La fluctuación del precio del dólar estadounidense es un hecho importante para las economías de cada país ya que es la moneda en que se realizan la mayoría de operaciones de comercio exterior, como por ejemplo, la cotización del precio del barril de petróleo que determina en gran medida el valor del peso colombiano en el mercado de divisas.

Hoy en día un dólar está cerca de costar $3.000, uno de los valores más altos registrados por la divisa norteamericana. Pero que el dólar suba, no es necesariamente negativo, explica para el diario Portafolio, Pablo Moreno Alemay, jefe del área de finanzas de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La Sabana: “como todo en la vida, la variación del precio del dólar siempre tendrá ganadores y perdedores”.

Así que un dólar alto también puede traer beneficios, afirma Moreno Alemay. Es el caso de las personas que por alguna razón reciben dólares y los cambian por pesos colombianos. Ahora reciben más dinero por cada dólar que cambian. “Por ejemplo, quienes reciben remesas por parte de familiares que viven en el exterior, los exportadores colombianos que venden productos en mercados extranjeros y las personas y empresas que al haber invertido previamente fuera del país, se ven favorecidas en la actualidad por un mejor cambio, incrementando en pesos su inversión inicial”, dice el experto.

Otra forma de beneficiarse de un dólar alto es tener divisas y cambiarlas cuando esta moneda registre un incremento de precio para ganar por la diferencia en la tasa de cambio. Pero enfatiza Moreno Alemay, que ésta es una inversión de alto riesgo, pues la variación cambiaria es muy difícil de predecir.

En cuanto a las inversiones que no son aconsejables hacer con un dólar alto están en primer lugar los viajes al exterior pues necesitará un mayor presupuesto para cubrir los gastos de estos; que incluyen compras de tiquetes aéreos, reservas de hoteles y compra de bienes y servicios en el país de destino y tienen sus precios en dólares.

También resultan más costosas las compras de electrodomésticos, repuestos para carros, vehículos nuevos, ropa de marcas extranjeras, artículos tecnológicos y algunos alimentos provenientes del exterior; ya que son importaciones que se producen con costos en dólares y por tanto su precio aumenta con el incremento de esta moneda frente al peso colombiano.

En conclusión, un cambio en el precio del dólar puede traer beneficios o pérdidas dependiendo del tipo de inversiones que realice. Un aumento en esta divisa no siempre es sinónimo de preocupación, pues si conoce las situaciones financieras que lo pueden favorecer con un dólar alto se podrá beneficiar de esta coyuntura económica. Lo importante siempre es informarse bien al tomar decisiones que involucren su bolsillo.