Conozca qué es la inflación y su relación con las tasas de interés

La inflación es un indicador que le permite a un país determinar y/o conocer el estado de los precios y servicios que componen la canasta familiar, determinando así el costo de vida de los ciudadanos.

De acuerdo al Banco de la República, la inflación se mide con el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Según esta entidad, el IPC mide la evolución del costo promedio de una canasta de bienes y servicios representativa del consumo final de los hogares.

Cabe resaltar que la inflación, como cualquier otro indicador, se mide con variaciones porcentuales en períodos de tiempo tales como: mensual, año corrido y anual . Aunque también se pueden hacer comparaciones trimestrales o semestrales.

En Colombia, el cálculo del Índice de Precios al Consumidor lo hace el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y es publicado el cinco de cada mes durante todo el año.

Para que el DANE pueda hacer el cálculo del IPC debe tener en cuenta estos ‘sub-indicadores’ llamados inflaciones básicas: la inflación de alimentos, que es la más importante y la que más pesa a la hora de calcular el IPC total, la inflación sin alimentos, inflación de regulados e inflación de transables y no transables. Para más información acerca de los tipos de inflación consulte la página del DANE.

Hay que tener en cuenta que cuando se habla de un alza en la inflación, se está haciendo referencia a que los precios de la canasta familiar están subiendo, ya sea porque hay más demanda que oferta o porque los ciudadanos están comprando más de su capacidad normal.

Pero cuando es de una caída o de una baja en la inflación de lo que se habla, se estaría haciendo referencia a que se está reduciendo el consumo entre las personas y por tanto caen los precios de la canasta de bienes, en especial, de la familiar.

Ahora bien, para que la economía sea sostenible y equilibrada es importante que el nivel de inflación se mueva dentro del rango meta que previamente ha establecido el Banco Central, pues esta es la entidad encargada de mantener el nivel del IPC dentro del rango (que en el caso de Colombia está entre 2% y 4%).

Si la inflación llega a estar por debajo o por encima de este rango, la Junta Directiva del Banco de la República tomará la decisión de tocar o no las tasas de interés. Ya que son estas las que pueden frenarla o impulsarla. Es decir, que cuando el Banco de la República baja las tasas de interés, está aumentando los estímulos monetarios, o sea que al estar más bajos los intereses los ciudadanos pueden consumir más.

Pero, por el contrario, si la Junta del Banco decide subir las tasas de interés, estaría reduciendo los estímulos monetarios, es decir que al estar más costosos los intereses es más difícil acceder a deudas y el consumo puede disminuir.

Así pues, la relación entre las tasas de interés y el nivel de inflación es inversamente proporcional: mientras la inflación esté por fuera del rango meta y las expectativas estén desancladas, los tipos de interés estarán al alza. Pero, si ocurre lo contrario, las tasas bajarán, según la decisión del Banco Central.

Es importante seguir de cerca la coyuntura económica y la evolución de la inflación para determinar el ciclo de las tasas de interés. Pues, cuando este indicador supera los niveles objetivos del Banco Central, se dará paso a un alza de las tasas, lo que podría afectar las inversiones (acciones y los bonos).

Conozca  cuáles son las funciones del gerente del Banco de la República.