Cuatro de cada diez jóvenes en Latinoamérica trabajan por fuera de la formalidad

Actualmente, un 40% de los jóvenes en Latinoamérica no hacen parte del sector formal de la economía y, en el segmento de las mujeres jóvenes, la cifra aumenta a un 60%.

Así lo revela el informe “Perspectivas económicas de América Latina 2017” de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) con el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

El estudio destaca que los jóvenes, al empezar su vida laboral en la informalidad y de forma irregular, encuentran más adelante grandes dificultades para emplearse formalmente.

Precisamente, Ángel Melguizo, economista jefe para América Latina de la OCDE, cataloga a la informalidad laboral como una trampa que se extiende en el tiempo.

La informalidad laboral de los jóvenes genera gran preocupación, más si se tiene en cuenta que representan la cuarta parte de la población en Latinoamérica. Un informe de la agencia de prensa EFE destacaba que actualmente existen 163 millones de jóvenes entre 15 y 29 años en la informalidad.

En este sentido, Ángel Melguizo propone enfocar los esfuerzos en educar y apoyar a la juventud en sus proyectos de emprendimiento para enfrentar los índices de desempleo o de empleos improvisados, informales e inestables.

“Los jóvenes emprendedores actuales tienen poco recorrido y están poco conectados entre sí” afirmó el miembro de la OCDE.