Cuentas AFC: una opción para cumplir su sueño de tener casa propia

Existen diferentes alternativas para poder adquirir una vivienda propia. Una de ellas son las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción, más conocidas como cuentas AFC.

Según la Asobancaria, estas cuentas, aparte de servir para acceder a la compra de una vivienda, tienen también la posibilidad de brindar beneficios tributarios.

El beneficio tributario más importante de las cuentas AFC, es que los recursos que se guardan en estos vehículos de ahorro pueden ser utilizados para disminuir la base sobre la cual se calcula la retención en la fuente de las personas que deben hacer estos aportes.

Pero debe tener en cuenta que hay otras opciones para disminuir esa base de retención, razón por la cual es muy importante que se asesore para conocer con precisión el valor de una cuenta AFC que puede usar para obtener este beneficio.

Adicionalmente, los aportes que se destinen a estas cuentas, también podrán ser utilizados para disminuir el impuesto de renta de aquellas personas que hagan un ahorro a través de este vehículo.

Para este año, de acuerdo con el artículo de Asobancaria ‘¿Qué son las cuentas AFC y qué beneficios ofrecen?’, los recursos que se guardan en las cuentas AFC, y que tienen derecho al beneficio explicado anteriormente, tienen un tope de hasta el 30% del ingreso y un máximo 3.800 UVT (Unidad de Valor Tributario) al año, que para el 2017 son de $121’000.000.

Para que usted pueda hacer uso de una cuenta AFC sólo debe dirigirse a un establecimiento de crédito y, si es trabajador dependiente, solicitarle a la empresa para la cual trabaja que descuente de su nómina los aportes y los deposite en su cuenta. Pero, si usted es trabajador independiente, puede hacer los aportes directamente.

Debe tener en cuenta que puede hacer uso de esos ahorros desde el primer mes en el que usted hizo el aporte, pero si retira este dinero con otro propósito diferente a la compra de vivienda y lo hace antes de diez años, usted perdería el beneficio tributario y se le efectuarán las retenciones no realizadas al comienzo del proceso.

Recuerde, las cuentas AFC son una alternativa para ahorrar con el único fin de adquirir una vivienda y además le ofrecen beneficios tributarios. Así que no espere más para cumplir su sueño de tener casa propia.