Derechos fiduciarios: conozca los riesgos y beneficios de estos

Según el portal www.oikos.com.co, los derechos fiduciarios son una opción para invertir en proyectos de finca raíz que tiene en cuenta una expectativa de renta.

Estos derechos ayudan a obtener recursos que dan continuidad a los planes de construcción. Este proceso se realiza por medio de una fiducia inmobiliaria: un esquema mediante el cual se crea un patrimonio autónomo para la administración de recursos de terceros destinados al desarrollo de proyectos inmobiliarios.

Cuando el proyecto inmobiliario está sobre planos se crea una figura jurídica conocida como fideicomiso, la cual establece la totalidad del capital que será invertido para para que se pueda ejecutar la construcción.

Con los derechos fiduciarios usted puede convertirse en propietario de una parte de un proyecto inmobiliario determinado. Esto, generalmente, se hace a través de una inversión inicial que oscila entre el 10% y el 20% del valor total.

Ya cuando haya realizado su aporte inicial, el paso a seguir es realizar pagos mensuales que se extenderán durante el tiempo requerido para la construcción del proyecto.

Una vez terminado, inicia la etapa de explotación del inmueble de propiedad del fideicomiso.

El producto final, es decir la renta, se distribuye entre los titulares de derechos fiduciarios en proporción a su participación o inversión.

Por último, tenga en cuenta lo siguiente sobre los derechos fiduciarios:

• Si no se llegan a cumplir las condiciones para dar inicio a los proyectos, los partícipes del fideicomiso recibirán de vuelta sus recursos más los rendimientos generados por su inversión.

• Además de ser un tipo de negocio que se ajusta para quienes residen en Colombia, también es ideal para personas que viven en el exterior, pues les permite recibir la renta generada por la explotación de los inmuebles sin complicaciones, pues no se hacen pagos de impuestos prediales, servicios públicos o administración, que van por cuenta del fideicomiso.

• Este modelo de negocio permite ahorrar impuestos y registros que normalmente se originan en la transferencia de inmuebles.

• En el caso de que un inmueble no esté habitado será compensado por la ocupación de los otros, así se diversifica el riesgo de la inversión.