Financiar su emprendimiento, ahora al alcance de un clic

 

Financiar su emprendimiento, ahora al alcance de un clic

Los tradicionales préstamos no siempre son la mejor opción cuando de emprendimiento se trata y, para fortuna de los nuevos empresarios, en la actualidad existen otras formas para respaldar estas ideas de negocio.

Cuáles son:

• Existen fondos gubernamentales de apoyo a las empresas emergentes (startups), que ofrecen acompañamiento técnico y financiero (muchas veces a través de capital semilla).
• Inversionistas ángeles, que generalmente son personas independientes que deciden invertir en un proyecto por su potencial de innovación.
• Capitalistas de riesgo, que bien pueden ser instituciones financieras, privadas o personas independientes que invierten y comparten riesgos con los empresarios.
• El financiamiento colectivo, también llamado ‘crowdfunding’.

Este último ha tenido mucha acogida a nivel global, dado que a través de internet se ha facilitado la recopilación de dineros para un negocio, un proyecto social, una campaña política, entre otras. Este método funciona como un sistema de donaciones, a través del cual muchas personas hacen pequeños aportes para financiar una propuesta.

A continuación explicamos algunos de los aspectos para la realización de una recaudación colectiva:

1. El emprendedor envía su proyecto a una plataforma de ‘crowdfunding ’, especificando la intención que lo ha llevado a realizar la financiación colectiva, la cantidad de dinero que se necesita para llevarla a cabo, el tiempo durante el cual se realizará la recaudación y si habrá algún tipo de beneficio o recompensa para los donantes.

2. Se publica el proyecto durante el tiempo establecido.

3. Se promociona el proyecto, para conseguir la cantidad de dinero deseada. Este punto es muy importante, dado que generalmente las plataformas de ‘crowdfunding’ establecen que si no se recauda el monto requerido, el proyecto no queda financiado y los donantes no aportan el dinero.

4. Se cumple el plazo de recaudación y se establece si el proyecto fue financiado o no.

Los beneficios que traen estos métodos de financiación mencionados anteriormente es que los emprendedores tienen una gran variedad de alternativas para poder poner a andar su proyecto.

En Colombia no está permitido el crowdfunding, como sí lo está en otros países, de acuerdo con una noticia publicada en octubre de 2016 en El Tiempo, esta actividad está siendo analizada por el Gobierno y en principio sólo podrán ejercerla entidades que estén sujetas al control y vigilancia de la Superintendencia Financiera, por lo que en consecuencia tendrán que tener sede en Colombia, contar con licencia, cumplir con requisitos de capital mínimo, efectuar reportes de información, hacer análisis de riesgos y ajustarse a las normas sobre lavado de activos, entre otros requisitos.

Recuerde, que este tipo de financiación también tiene riesgos, como por ejemplo que el negocio no sea exitoso y se pierda la inversión. También es importante que se verifique la legalidad del negocio, pues en ocasiones se ha presentado fraude bajo la bandera de esta actividad.

Así que si ya tiene su idea lista, intente alguno de los métodos de financiación descritos y arriésguese a competir en mercados tradicionales o nuevos, pero siempre de manera innovadora.