La Bolsa Mercantil de Colombia, otro escenario para invertir

La Bolsa Mercantil de Colombia, otro escenario para invertir

La Bolsa Mercantil de Colombia es un escenario de negociación de productos agropecuarios, industriales, minero- energéticos y otros commodities, en el que los clientes de las Sociedades Comisionistas miembros de la Bolsa pueden comprar o vender productos, de acuerdo con información de su página oficial www.bolsamercantil.com.co

En este escenario, la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), ofrece múltiples alternativas para satisfacer de manera ágil, trasparente y segura las necesidades de bienes, productos y servicios de compradores y vendedores. Los commodities o materias primas son bienes transables en el mercado de valores. Los hay de carácter energético (petróleo, carbón, gas natural), de metales (cobre, níquel, zinc, oro y plata) y de alimentos o insumos (trigo, maíz o soya).

Lo anterior bajo la supervisión de la Superintendencia Financiera de Colombia, que se encarga de vigilar la int egridad de los mercados administrados por la Bolsa, la profesionalización de los intermediarios y el mantenimiento de un clima de legalidad.

¿Y cómo se compra en la BMC?

Lo primero que hay que desmitificar es que es necesario tener una empresa de gran tamaño para poder tranzar allí, tan solo se debe poner en contacto con alguna de las 12 firmas comisionistas inscritas en la BMC, quienes darán las indicaciones de los documentos requeridos para cada operación. Luego, se debe verificar que el producto solicitado esté registrado en el sistema y proceder a efectuar el pedido. A partir de ahí el proceso puede tardar máximo 25 días.

La operación se realiza a partir de una ‘subasta al revés’, denominada ‘rueda de negocio’, en donde las comisionistas pregonan sus ofertas y demandas y gana aquel que pueda satisfacer las necesidades del solicitante al precio más bajo, esto según información encontrada en la página oficial. Uno de los componentes que más contribuye a la trasparencia del proceso, es que el mecanismo opera bajo un sistema en donde los compradores y vendedores no se conocen, pero ambos deben cumplir con las exigencias de calidad y garantía establecidas.

Un ejemplo de lo anterior es el siguiente: Existen diferentes proveedores de arroz, los cuales van ser representados por comisionistas inscritas, a su vez existe un comprador, por ejemplo una entidad estatal, esta también será representada por una comisionista, en la rueda de negocios se presentan las ofertas y demandas, permitiendo por ejemplo a la entidad estatal, representada por la comisionista, acceder a diferentes proveedores de arroz y buscando el mejor precio.

La BMC también le permite a las empresas de diferentes sectores, como: agrícola, pecuaria, minero, pesquero o industrial , hacer uso de diversos instrumentos financieros. Uno de ellos es la venta definitiva de facturas, que permite a quienes emiten facturas obtener recursos para su financiación, mediante la venta de las mismas antes de su vencimiento.

La Venta Definitiva de Facturas, de acuerdo a la información de la BMC es una herramienta financiera, la cual a través de la venta de las facturas antes de su vencimiento, permite a sus emisores anticipar recursos para obtener financiación. Así mismo, es una oportunidad competitiva de inversión para quien compra las facturas. La tasa de mercado a la que se vende la factura, es definida en función de su plazo, monto y percepción de riesgo del pagador, que es el agente que tiene la obligación de pago.

Igualmente, la BMC provee el instrumento de ‘Repos de Certificado de Depósito de Mercancías (CDM)’, que consiste en una operación por medio de la cual, el propietario de un CDM, puede obtener financiación al transferir la propiedad de éste a un inversionista, a cambio del pago de una suma de dinero y con el compromiso de recomprarlo, adicionando una tasa de interés fija, en un plazo máximo de un año.

Las cifras de la BMC hablan del éxito que tiene su propuesta de negocio. Según le dijo Rafael Mejía López, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia, al periódico El Tiempo el pasado 3 de mayo, la empresa tiene activos por 78.409 millones de pesos, un patrimonio de 67.656 millones de pesos, ganancias por 2.248 millones de pesos y cero deudas bancarias.

Además, como lo destacó este mismo diario, el modelo de la Bolsa ha permitido que 17 entidades del Estado ahorren recursos que ascienden a los 68.234 millones de pesos, el equivalente a 2.500 casas para familias pobres.

“Tener pluralidad de oferentes, una vigilancia de la Superintendencia Financiera y la intervención de comisionistas, entre otros elementos, permite al comprador la oportunidad de obtener el mejor precio y las mayores garantías, sin que la calidad de producto por comprar se altere, porque median unas fichas técnicas diseñadas por quien adquirirá el artículo o servicio”, explicó el directivo a el tiempo en la entrevista mencionada .

Como se puede observar, la Bolsa Mercantil de Colombia, es otra opción interesante a la hora de invertir en otro tipo de productos, lo importante como en todo, es investigar y asesorarse de la mejor manera.