La rentabilidad de su Fondo de Pensiones se mide a largo plazo

En mayo de 2018, los clientes de diferentes Fondos de Pensiones usaron las redes sociales para expresar indignación frente a una baja en la rentabilidad de sus ahorros en el primer trimestre del año.

Sin embargo, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, declaró que, aunque sí hubo una desvalorización de $2,3 billones de pesos en el primer trimestre del año, la rentabilidad de los fondos de pensiones debe ser calculada en el largo plazo.

Aseguró que “en los últimos 12 meses la rentabilidad de los fondos se valorizó en 22 billones de pesos y en los últimos dos años en 42 billones de pesos”. Además, explicó que la baja fue causada por la apreciación del peso frente al dólar, dado que la mayoría de las inversiones de los Fondos de Pensiones se hacen en dólares.

Frente a esta alarma es importante entender cómo funciona la rentabilidad de las pensiones en Colombia. En el país hay dos regímenes en el sistema pensional. Uno es el Régimen Solidario de Prima Media con Prestación Definida (RPM), el cual es administrado por la entidad estatal Colpensiones.

El segundo es el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), el cual está administrado por las entidades privadas Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (AFP). De acuerdo con una publicación del Espectador, dentro del RAIS la rentabilidad es un factor crucial ya que el 70% del ahorro de un afiliado depende de las ganancias que el administrador consigue mediante inversiones, mientras que tan solo el 30% se deriva de los aportes, todo esto para el final de la vida laboral.

Para alcanzar una pensión en el RAIS, es necesario que una persona haga aportes durante alrededor de 23 años. Esto quiere decir que las inversiones que el fondo haga con dichos aportes son inversiones de largo plazo, por lo que la rentabilidad de estas también debe medirse en el largo plazo, siempre y cuando el aportante no se encuentra en la etapa de transición, es decir 5 años antes de pensionarse.

Por otro lado, la ley 100 de 1993 determina que las sociedades administradoras de fondos de pensiones deben garantizar a los afiliados una rentabilidad mínima, la cual puede ser negativa. Si las administradoras fallan en dicha garantía, deben responder con su patrimonio. Este cálculo, y su posterior cumplimiento, le corresponden verificarlo a la Superintendencia Financiera de Colombia con base en la rentabilidad promedio de la industria, es decir, que lleva implícita la tendencia de los mercados

Así, un extracto de un trimestre con resultados negativos no debe ser causa de preocupación. Es normal que una inversión tenga altas y bajas, por lo que es necesario mirar los resultados a largo plazo. Usted ya lo sabe .