¿Qué es el Fondo Monetario Internacional?

Desde el Siglo XX se comenzaron a crear organizaciones multinacionales que pusieron de acuerdo a varias naciones, para afrontar los retos más complejos que por esos años vivió la humanidad luego de las guerras mundiales. De esta tendencia nacieron organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Trabajo, Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Comercio.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) nació en 1944 en las discusiones de la famosa Conferencia de Bretton Woods en los Estados Unidos, de acuerdo con su página oficial. De esta Conferencia 44 países adoptaron su ruta en materia económica y financiera, como la eliminación del patrón oro, que ataba el valor de las monedas nacionales a las reservas de oro que tenían los bancos nacionales.

En este contexto, el FMI se fundó con la misión de garantizar la estabilidad financiera internacional, en especial, la del sistema monetario internacional (que es el sistema de tasas de cambio entre monedas y tasas de interés, el cual permite las transacciones del comercio internacional). El mandato del Fondo se actualizó en 2012, después de la gran recesión mundial de 2009, para ocuparse también de la estabilidad macroeconómica que influye en la estabilidad general internacional.

Esta misión es abordada por el Fondo a través de tres principales tareas que lleva a cabo en cada uno de sus 189 países miembros. La primera de ellas es la supervisión de las políticas monetarias de los miembros, avisando continuamente de los riesgos que vislumbran y las recomendaciones de las mejores prácticas.

La segunda, el préstamo de recursos en última instancia para ayudar a naciones con problemas en su balanza de pagos, con el fin de mantener la estabilidad de las monedas y el sistema de importaciones; estos préstamos son condicionados a cambios en las políticas fiscales de los países.

Por último, el FMI provee asistencia técnica y capacitaciones para que las autoridades monetarias de cada país tengan las mejores herramientas y conocimientos para controlar la inflación y la estabilidad de las monedas.

Quizá, uno de los periodos en los que más compleja fue la tarea para el FMI se vivió en las décadas de 1970 y 1980. En los años 70, se quebró el sistema de Bretton Woods, con el colapso de las monedas con tasas de cambio fijas y los choques del precio del petróleo.

Para la década de los 80, los países emergentes, especialmente los latinoamericanos, vivieron una crisis de deuda externa que desvalorizó fuertemente las monedas de la región, y terminó por una serie de reformas económicas que fueron complejas y aún siguen siendo impopulares en algunos países de América Latina, como es el caso de Argentina con las privatizaciones.

En la actualidad, el FMI acaba de darle una gran línea de crédito a Argentina de manera preventiva. La nación del sur del continente americano se unió a la línea de países que están con los créditos preventivos más grandes en el mundo, de la que también hacen parte Colombia y México. Por otro lado, los países con mayores créditos de rescate son Grecia, Portugal, Ucrania y Pakistán. En el caso colombiano la línea de crédito es contingente y solo habría que utilizarla en el caso de problemas severos en la balanza de pagos. Esta situación no se vislumbra por el momento

Según los comentarios de su Directora, la ex Ministra de finanzas francesa Christine Lagarde, el FMI ve en la volatilidad de los precios de las materias primas, el alto nivel de deuda de las naciones desarrolladas y las políticas de guerra comercial de Donald Trump, Presidente de EE.UU, están los riesgos más grandes para la estabilidad del sistema financiero internacional en los próximos años.