¿Sabe qué tanto incide el precio del petróleo en sus finanzas?

¿Sabe qué tanto incide el precio del petróleo en sus finanzas?

En el mundo existen varios tipos de petróleo, cada uno de ellos con unas características especiales que los hacen útiles para determinados productos. Esos tipos de petróleo tienen diferentes nombres y precios en los mercados financieros.

Las referencias más importantes son el Brent y el West Texas Intermediate (WTI). Por un lado, el Brent es el petróleo de referencia en el mercado europeo, que es de alta calidad debido su reducido contenido en azufre. Justamente, el crudo que presenta estas dos cualidades es apropiado para producir gasolina, queroseno y gasóleo.

Por otro lado, está el WTI, el petróleo de referencia para el mercado de Estados Unidos, el cual cotiza en la bolsa de New York Mercantile Exchange (Nymex), hace parte del CME Group, el mercado de instrumentos derivados más grande y más diverso del mundo, que abarca la negociación de toda la gama de energía: petróleo crudo, gas natural, petróleo para calefacción, gasolina, electricidad, etanol y otros.

El WTI es un crudo de muy alta calidad, por encima de la del Brent: es más dulce y ligero (su contenido de azufre es de sólo 0,24%), por lo que su refinado para obtener combustible es todavía más fácil. Por ello, desde 2013 suele cotizar entre dos y cuatro dólares por encima del Brent.

Ahora bien, seguir los precios de las principales referencias del petróleo no solo es necesario para ver cómo se afecta su bolsillo a la hora de llenar el tanque de gasolina del carro, sino también es fundamental en el mundo de las inversiones.

En principio, debido a que el petróleo es nuestro principal producto de exportación, cuando el precio del petróleo disminuye, la consecuencia es que el dólar aumente porque el país recibe menos divisas. Eso implica que los productos que son importados suban de precio. Cuando el petróleo aumenta, ocurre lo contrario. En el día a día esta relación sin embargo no tiene por qué darse: en un día particular el aumento en el precio del petróleo puede coincidir con una salida de capitales de tal manera que el dólar no tiene por qué bajar de precio.

Tenga en cuenta que el hecho de no tener inversiones en dólares, no significa que el precio del petróleo no afecta sus finanzas, en ocasiones sí puede tener incidencia. Siga la pista al comportamiento de esta variable, ya que sus fluctuaciones pueden incidir en su bolsillo.