¿Sus finanzas están pasando por un viacrucis?

¿Sus finanzas están pasando por un viacrucis?

“En la vida hay que escoger entre ganar dinero o gastarlo. No hay tiempo suficiente para ambas cosas.” Edouard Bourdet

Semana Santa es una época de reflexión y, por lo general, se evalúan en estos días diferentes áreas de la vida. Uno de los aspectos a revisar también podría ser su situación económica y financiera.

El primer pecado que se puede cometer es gastar más de lo que se gana. Esta situación es más común de lo que muchas veces se piensa y ocurre porque no se realiza un presupuesto, o no se planea previamente, cómo se van a distribuir los ingresos personales o familiares.

De esta forma, el gasto se descontrola y se requiere entonces acudir a créditos para atender necesidades básicas que no alcanzaron a ser cubiertas durante el mes, por ejemplo: alimentación, salud, transporte, viajes, entre otros.

A su vez, el descontrol del gasto lleva al sobreendeudamiento. Y ambos pecados pueden impactar el futuro financiero de una persona o una familia.

Si usted cree que está cometiendo estos errores, es muy importante identificar cómo reducir los gastos en los que está incurriendo y planear adecuadamente sus finanzas para poder cumplir con las deudas que tiene.

Ahora bien, si usted considera que sale bien librado de estos dos pecados, lo siguiente a evaluar es si está ahorrando o invirtiendo.

Siempre será importante destinar una parte de sus ingresos a ahorrar y luego a invertir ese ahorro para obtener rendimientos en el corto, mediano o largo plazo, según sus necesidades. Eso sí, cuando invierta, asegúrese de acudir a entidades autorizadas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Evite caer en las tentaciones de promesas de rentabilidades difíciles de justificar y que pueden terminar llevando su capital al infierno.

Por ello, a la hora de invertir es mejor hablar con asesores profesionales de entidades financieras para acceder a productos de inversión que se adapten a sus necesidades y a su perfil de riesgo.

Aproveche este tiempo, no sólo para descansar, sino también para revisar sus finanzas y tomar las decisiones necesarias que le eviten un verdadero viacrucis financiero en el futuro.