Tasa fija o variable: lo que debe saber si va a tomar un crédito para invertir

Si usted está interesado en tomar un crédito, tenga en cuenta que al solicitarlo debe definir si lo necesita con intereses a tasa fija (es decir que el porcentaje del préstamo que se pagará será el mismo a lo largo del crédito, sin importar la duración del mismo, ni las fluctuaciones de la economía) o con tasa variable ( o sea que el porcentaje de interés en este caso, se revisa cada año, pudiendo aumentar o disminuir dependiendo de la marcha de la economía) considerando el tiempo en el que se pretende pagar el crédito.

Además del pago del crédito en función del tiempo requerido para el mismo, vale la pena preguntarse si invertir el crédito solicitado es una buena decisión. Ya que si usted piensa que en definitiva es un paso acertado, sacar un crédito para invertirlo en algún proyecto que tenga en mente, debe preguntarse antes que nada cuánto dinero quiere ganar y en cuánto tiempo lo quiere hacer; cuánto va solicitar y en cuánto tiempo lo va a pagar.

De esta manera no habría lugar para las improvisaciones ni para las posibles pérdidas en el inicio de un negocio por falta de organización e información.

Por otro lado, debería considerar si lo que busca es rentabilidad o seguridad en la inversión. Ya que existen las inversiones de renta variable que podrían generar una mayor rentabilidad . No obstante, son inversiones donde la especulación juega un papel importante y los riesgos son mayores, por lo que podría perder el dinero invertido o multiplicarlo significativamente.

En cambio, las inversiones de renta fija sugieren una rentabilidad menor, pero en este caso el inversor ya conoce de antemano cuánto va a obtener a partir de ella.

Consultar con expertos financieros le ayudará a tomar la decisión más ponderada si usted está considerando realizar una inversión obtenida mediante un crédito. Tenga claro que la rentabilidad de su inversión está determinada por el riesgo de la misma.