Ventas de vivienda continúan cayendo a pesar del crecimiento en ciertos segmentos

Para muchos colombianos invertir en finca raíz ha sido una alternativa de inversión atractiva durante los últimos años. La valorización de los precios de la vivienda nueva y usada, especialmente en las grandes ciudades, atrae su atención.

Ahora bien, los precios de la finca raíz, como los de cualquier mercado, dependen del comportamiento de la oferta y la demanda. Es decir, de la puja constante entre compradores y vendedores.

Cuando hay más compradores, el precio tiende a subir, cuando hay más vendedores los precios tienden a bajar.

De allí la importancia de revisar y analizar el comportamiento de la oferta y la demanda en el mercado de vivienda o finca raíz.

Uno de los indicadores para medir este comportamiento es el Índice Real de Ventas de Vivienda de Davivienda, el cual mide el crecimiento de las ventas en seis ciudades principales del país.

Este indicador ha caído desde octubre de 2016 y revela que en el periodo comprendido entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 las ventas de vivienda nueva cayeron un 14,1%, frente al crecimiento de 19,8% registrado en el mismo periodo de 2016.

Sin embargo, la caída no se ha dado en todos los segmentos de vivienda, el grupo de vivienda de interés social ha tenido, por ejemplo, un importante crecimiento en ciudades como Barranquilla, Bogotá y Bucaramanga.

Ahora bien, existen en Colombia más indicadores para conocer el comportamiento del mercado de vivienda. Por ejemplo, el DANE tiene dos indicadores: el Índice de Precios de la Vivienda Nueva y el Índice de Costos de la Construcción de Vivienda, mientras que el Banco de la República construye también un Índice de Precios de la Vivienda Nueva y un Índice de Precios de la Vivienda Usada.

Todos estos indicadores permiten a los inversionistas analizar  el comportamiento del mercado de vivienda y el estado de la puja constante entre compradores y vendedores

También es importante, a la hora de comprar vivienda, tener en cuenta aspectos como: precio del inmueble, la cuota de administración, las perspectivas de valorización, entre otras cosas.