¿Qué pasa con el dólar en épocas de COVID-19?

En tiempos de crisis es normal que los mercados, las divisas y la economía en general experimenten volatilidad. En Colombia, en épocas de COVID-19, el precio del dólar ha tenido una subida importante, no solo debido a la expansión del virus, sino como resultado de factores como la caída del precio del petróleo, las expectativas inversionistas, entre otras.

Durante los meses pasados, la moneda estadounidense batió en varias ocasiones récords de su precio más alto y se ubicó por encima de los $4.000. Este incremento está estrechamente relacionado con el ambiente de incertidumbre que genera la pandemia de coronavirus. Ante este panorama, los inversionistas han moldeado sus expectativas económicas y migrado hacia activos más seguros o valores refugio como el dólar. De esta forma, se prefiere refugiar el capital en activos más conservadores, llevando a que en países en desarrollo haya menor inversión porque tienen mayor riesgo y divisas como el dólar empiezan a escasear.

Otro factor determinante en el comportamiento de la divisa es el precio del petróleo, el cual se desplomó por su sobreoferta y por el choque que el virus le ha dado a la demanda. La sobreoferta se generó por la disputa comercial entre Rusia y Arabia Saudita por el mercado petrolero, donde el país de oriente medio decidió incrementar su producción haciendo que el precio del mineral cayera.

Sin embargo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha alcanzado un acuerdo histórico que, por ahora, tiene como objetivo bajar la producción en 9,7 millones de barriles por día para controlar la oferta y así estabilizar los precios, lo cual es una noticia alentadora para el país.

¿Qué efectos tiene el alza del dólar para los colombianos?

Los principales afectados con la subida del dólar son los consumidores. Usualmente, la devaluación del peso frente al dólar se refleja en el aumento de precios, aunque el sobrecosto no se traslade completamente al precio final. Esto puede ocurrir porque los productos son importados, porque su producción requiere de insumos traídos de afuera o, sencillamente, porque los demás productos se encarecen y terminan subiendo el precio de mercado.

En resumen, es normal que en tiempos de crisis como el que vivimos actualmente los mercados presenten variaciones. Según Carlos Sepúlveda, decano de la facultad de economía de la Universidad del Rosario, en el caso del precio del dólar en Colombia se destacan la caída en los precios del petróleo y la falta de inversión extranjera en los países emergentes. Estos dos elementos, sumados a la alta demanda de dólares al ser un refugio activo, han hecho que el peso se devalúe.