¿Qué viene para las criptomonedas en Colombia este año?

2017 fue el año del Bitcoin en Colombia, según los reportes de sitios especializados que monitorean las transacciones hechas con la criptomoneda, como Localbitcoins, uno de los portales más grandes de compra y venta, que indicó que las transacciones hechas con pesos colombianos crecieron 1.200% durante el año anterior, a pesar de que en el país aún no han sido legalizadas las monedas virtuales. Ahora bien, ¿qué viene para las criptomonedas en el 2018?

Colombia se ubica, de acuerdo a este reporte, en el tercer puesto de los países, en porcentaje, en los que más crecieron los intercambios de moneda local por Bitcoins (y viceversa) detrás de China y Nigeria, que superaron el 2.000% y 1.400% respectivamente.

Esta noticia despertó alerta en el Gobierno , quien insiste en aclarar a través de sus diferentes órganos como el Banco de la República que el Bitcoin aún no es una divisa válida en Colombia y las autoridades temen que detrás de estos grandes movimientos financieros se puedan ocultar actividades ilícitas como el lavado de activos. Pero a pesar de esto, aún no hay normativa específica al respecto.

Aunque desde el 2014, cuando se advirtió del fenómeno Bitcoin en el país, el gobierno señaló que no es una moneda respaldada en Colombia y, por lo tanto, no constituye un medio de pago. Además de diferentes advertencias sobre la inversión en estos activos debido a la volatilidad de su precio que el mismo Gobierno explica se debe a que no tienen un valor intrínseco, sino que dependen de la demanda del público, la cual a su vez depende de la confianza en sus atributos como medio de pago y depósito de valor.

La gran acogida del Bitcoin en Colombia, se debe a los altos costos bancarios para las transferencias internacionales y lo complicado que resulta realizarlas, según Marcelo Granada, director de Investopi, una entidad de educación financiera, en una entrevista para la agencia de noticias internacional BBC Mundo. “Eso hace que si una persona decide enviar dinero a un familiar sea mucho más fácil a través de Bitcoin y recibir el dinero también. En Colombia se reciben remesas cada vez más frecuentemente en Bitcoins”, aseguró Granada.

Además, “los colombianos acostumbran a buscar alternativas de inversión con bajos montos, por lo que la rentabilidad del Bitcoin en el país es muy atractiva”, agregó el director de Investopi.

Por otro lado, autoridades internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han declarado que la regulación de las criptomonedas es inevitable y que es solo cuestión de tiempo para que estas entren bajo una supervisión gubernamental, aseguró su directora Christine Lagarde, en el marco de la Cumbre del Gobierno Mundial en Dubai, celebrada el pasado febrero de 2018.

Por su parte el Gobierno colombiano, a través del Ministerio de Hacienda, declaró a diferentes medios que está al tanto del crecimiento del uso del Bitcoin “así como ha venido ocurriendo en los demás países de la región” y anunció que por ello es importante monitorear su desarrollo, pero aún no anuncia la gestión de una normativa al respecto.

Mientras tanto, en diciembre del año pasado, la empresa Athena Bitcoin anunció la instalación de una red de cajeros automáticos en Colombia para comprar y vender la criptomoneda aprovechando la popularidad de la moneda en el país.

Por ahora la gran pregunta sigue siendo si el 2018 será el año de la regulación de las criptomonedas en el país. En lo que va corrido del año, la moneda virtual más representativa, el Bitcoin, demostró una vez más su volatilidad al comenzar el año cotizándose en $USD 14.000 dólares y sólo un mes después registrando la mitad de este precio. A la fecha de publicación de este artículo, un Bitcoin cuesta aproximadamente $18 millones de pesos, es decir US$ 6.835.