¿Quién gana y quién pierde con el aumento del salario mínimo?

¿Conoce usted el origen de la palabra salario? Etimológicamente, esta deriva del latín de la palabra “salarium” que traduce “pago con sal”. Esto se debe a que en la antigüedad la sal era considerada una moneda de cambio, con la cual se pagaba a soldados y trabajadores por las labores realizadas. Ahora, el mundo ha cambiado y en la actualidad el medio de pago principal es el dinero. En Colombia, por ejemplo, para el 2019 el salario mínimo alcanzó su valor más alto de incremento llegando hasta los $828.116, lo cual representa un aumento del 6% con respecto al salario mínimo anterior, es decir, un aumento de $46.874. En la actualidad el pago por trabajo viene acompañado de una serie de compensaciones laborales que tienen como propósito maximizar el beneficio recibido por cada trabajador. Un ejemplo de esto se ve reflejado en el auxilio de transporte que, paralelo al aumento del salario mínimo, aumentará un 10%, alcanzando los $97.032. Este es el aumento real más significativo que ha habido en los últimos 25 años, teniendo en cuenta que la inflación del 2018 fue de 3,18%, lo cual genera que el incremento sea uno de los más altos. Pero, ¿quién gana y quién pierde con esta situación? Como podemos ver, los cambios son drásticos y el alza de este valor representa una mayor responsabilidad tanto para los demandantes como para los oferentes en el mercado. Es por esto que la situación se debe analizar con detalle, pues implica un aumento de los gastos para las empresas y organizaciones correspondientes que, como respuesta, podrían llegar a enfrentarse al incentivo de disminuir la capacidad de contratación que tengan. Sin embargo, no todo es negativo, pues existe una gran posibilidad de que al aumentar el poder adquisitivo de las personas, se genere más movimiento en la economía, lo que lleve a la generación de más empleo. No obstante, es importante tener en cuenta que por el aumento en la tasa de migración de venezolanos a Colombia, de cerca de 1 millón, de acuerdo con Migración Cololombia, los índices de desempleo se han disparado y que esos cambios en los hábitos de consumo pueden llevar a mitigar los efectos y evitar una posible crisis económica. Por consiguiente, quién gana y quién pierde con el aumento del salario mínimo por ahora es un gran enigma. Saber sobre quién recaerá este cambio es cuestión de tiempo y de circunstancias. Pero de lo que sí hay certeza, es del hecho de que todos, de alguna manera, nos vemos afectados por este cambio y la economía colombiana tendrá una transformación y todos tenemos que estar preparados. Lo invitamos a leer el artículo Los salarios mínimos en la región y el mundo en 2019

Indique el motivo de su respuesta:

No entendí el contenido.
No estoy de acuerdo con la información brindad.