Resultados del Índice PMI Davivienda al cierre de 2018


El Índice PMI Davivienda, que mide mensualmente el comportamiento del sector productivo del país, arrojó para el último mes de diciembre de 2018, que aunque el sector de la manufactura logró cerrar el año mejor de lo que lo comenzó, en diciembre se repitió la caída del crecimiento registrada en los últimos meses del año.

En líneas generales, en diciembre de 2018, la producción industrial en el país “se disminuyó por cuarto mes sucesivo, debido al menor desarrollo de nuevos pedidos de producción desde marzo”, explica el informe. Al mismo tiempo, se registró el segundo descenso consecutivo en la demanda de empleo en el sector, mientras las compras de insumos para la producción volvieron a ubicarse por debajo de 50 puntos, lo cual señala un comportamiento negativo. Esto ocasionó que, aunque la percepción empresarial fue positiva, el nivel de optimismo fue el más débil en todo el año.

Por otro lado, las existencias de materias primas en las fábricas disminuyeron como resultado de la reducción de las compras de insumos y de retrasos en las entregas de materias primas. Lo anterior, de acuerdo a la opinión de los gerentes de producción de las diferentes empresas del país, que son encuestados mes a mes para calcular este índice.

En cuanto a los precios de las materias primas, los costos de los insumos volvieron a subir, dato que los participantes de la encuesta vincularon con la debilidad del peso, el incremento general de los precios internacionales y la escasez de determinados materiales en manos de los proveedores.

Pero las previsiones de mejoría de la demanda a lo largo del próximo año, sumadas a las oportunidades de exportación, el desarrollo de productos y los planes de inversión en mercadeo, sustentan las expectativas positivas de crecimiento de la producción industrial que los empresarios declararon tener para el 2019.

Sin embargo, esta percepción positiva se vio afectada por las preocupaciones en torno a las políticas públicas, incluyendo la reforma tributaria y las condiciones competitivas del sector, ocasionando que el nivel de confianza en la producción futura registrara para diciembre de 2018 su nivel más bajo en los últimos 11 meses.

Pese a estas condiciones adversas al cierre del año, los empresarios expresaron su confianza en que las oportunidades de exportación, la mejoría de la demanda y la firma de contratos pendientes favorecerán la expansión de la producción industrial del país en el 2019.

El informe completo lo puede consultar en este link: