Si busca nuevas inversiones, conozca el impacto de la fusión entre el GEB y ENEL Américas

Si busca nuevas inversiones, conozca el impacto de la fusión entre el GEB y ENEL Américas
Si busca nuevas inversiones, conozca el impacto de la fusión entre el GEB y ENEL Américas

El pasado 28 de junio, la asamblea de accionistas del Grupo de Energía de Bogotá (GEB) aprobó por unanimidad el acuerdo para fusionar esta compañía con Enel Américas y crear una nueva empresa de generación, transmisión y distribución de energía: Enel Colombia.

De acuerdo con el comunicado de prensa del GEB, el acuerdo crea una compañía más grande, de más valor, más sostenible y estable, con un patrimonio adicional de $5,5 billones que representan un 56% más de la capacidad instalada que tenía el Grupo.

La nueva empresa integrará los activos de Enel Américas en el país (Codensa, Emgesa, Enel Green Power Colombia), en Costa Rica, Panamá y Guatemala.

¿Qué pasa con las acciones?

Según Portafolio, para la conformación de Enel Colombia, el GEB invertirá las acciones preferenciales sin derecho a voto correspondientes a 7,9% en Emgesa y 8,5% de Codensa. Por su parte, Enel Américas invertirá el 100% de Enel Green Power (EGP) Colombia, EGP Costa Rica, EGP Panamá y EGP Guatemala.

De esta forma, la participación accionaria en la nueva empresa quedaría de la siguiente manera: el GEB con el 42,515% y Enel Américas con el 57,3%. Es importante mencionar que, en Enel Colombia, la compañía bogotana tendrá acciones con derecho a voto.

Recuerde que, estas son las que determinan el control en la administración de las empresas e implican poder de decisión. Las acciones con derecho a voto se diferencian de las preferenciales, pues, en las segundas, hay distribución de dividendos, pero los titulares no pueden incidir a nivel estratégico ni corporativo en la compañía.

Cabe aclarar que, con la nueva distribución, la participación del Distrito en el GEB no se verá afectada. De acuerdo con el comunicado de prensa, la Alcaldía de Bogotá continuará siendo el accionista mayoritario del Grupo con el 65,7%.

Por otra parte, la fusión significará para el GEB ingresos adicionales cercanos a $950.000 millones entre 2021 y 2022 por la liberación de dividendos retenidos, lo que implica una fuente de recursos adicionales para la administración de Bogotá, mencionó Portafolio.

Adicionalmente, el acuerdo incluye una nueva política de dividendos que asegura un mayor porcentaje de repartición de estos, traduciéndose en $185.000 millones anuales adicionales en promedio para el GEB, entre 2025 y 2030, explicó Portafolio.

Enel Colombia estima que las utilidades para 2025 sean un 25,1% mayores a las generadas por Emgesa y Codensa en cuatro años ($2,67 billones).

Una empresa más sostenible

Entre los objetivos de Enel Colombia está la apuesta por la lucha contra el cambio climático y la inversión sostenible. En este sentido, la compañía buscará impulsar, en la capital del país, iniciativas de energías renovables no convencionales, electrificación del transporte público sostenible, alumbrado público inteligente, medición inteligente en los hogares, entre otros.

Finalmente, según el comunicado de GEB, Enel Colombia adelantará una inversión por más de $3,5 billones en la consolidación de un portafolio para desarrollar proyectos eólicos y solares que beneficiarán a la ciudad de Bogotá.

Lo invitamos a leer el artículo: “Venta de activos energéticos: ¿la apuesta del Gobierno para reducir el déficit fiscal?”.