Tres afectaciones que tendrá Colombia por la caída del petróleo

Tres afectaciones que tendrá Colombia por la caída del petróleo
Tres afectaciones que tendrá Colombia por la caída del petróleo

El petróleo de referencia WTI es aquel que se extrae en Estados Unidos. Este se negocia por medio de contratos futuros. El lunes 20 de abril, el precio del WTI para los contratos del mes de mayo se ubicó en US$-37,6 por momentos. Nunca antes había cotizado negativo. El Brent, por su parte, bajó 6,5% en la jornada del lunes llegando a US$26,22.

¿A qué se debe esta caída histórica?

  1. Poca demanda. Debido a las medidas tomadas para contener el COVID-19, menos carros están circulando, menos aviones están en el aire y menos empresas que requieren gasolina para su funcionamiento están operando.
  2. Exceso de producción. Debido al conflicto ya superado entre Arabia Saudita y Rusia, hay una sobreoferta de petróleo.
  3. En el caso específico del WTI, el contrato para el mes de mayo caducó el martes 21 de abril. Debido a una sobreoferta, los lugares para el almacenamiento de petróleo estaban copados, por lo que quienes tenían crudo buscaron masivamente venderlo durante la jornada del lunes, haciendo que su precio se desplomara.

La caída del petróleo y la economía colombiana

Andrés Langebaek, director de estudios económicos del Grupo Bolívar, advirtió en una entrevista que este escenario es pasajero, pues abril se vislumbraba como el mes en el que se sentiría de manera más pronunciada el impacto del COVID-19 en la economía. Así mismo, explicó que la caída del crudo tiene tres afectaciones para las finanzas de Colombia.

En 2019, el 55% de las exportaciones del país correspondieron a petróleo (40%) y carbón (15%). El precio de estos dos minerales suele tener comportamientos similares. Por eso, el primer impacto será la disminución en los ingresos del país por conceptos de exportación. Esto se podría ver reflejado en un aumento en la tasa de cambio.

En segundo lugar, está el tema del déficit fiscal. Según Langebaek, el 10% de los ingresos del Gobierno provienen del petróleo. La caída en su precio hace que ingrese menos dinero de Ecopetrol por concepto de dividendos y reciba menos impuestos de las compañías que explotan el crudo en el país.

En tercer lugar, existe el riesgo de que muchos pozos tengan que cerrar, como ya está sucediendo en Estados Unidos. En Colombia la producción de petróleo es más costosa, pues al ser un crudo más pesado, los costos de refinación y transporte son más altos, haciendo que sea menos rentable producirlo cuando su valor de mercado es bajo.

El panorama no es tan desalentador como parece, pues como explica Langebaek, en algún momento el precio del crudo volverá a subir. En la medida en que la economía vuelva a reactivarse, el petróleo va a ser más demandado.Lo invitamos a leer el artículo “¿Qué pasa con el dólar en épocas de COVID-19?