Aprenda qué es el efecto tequila, dominó y otros términos económicos curiosos

De las crisis económicas modernas más influyentes a nivel mundial, las cuales se produjeron por diferentes aspectos como: cambios institucionales, especulación, malos manejos, entre otras cosas, no sólo quedaron consecuencias negativas para la economía, sino términos curiosos para el léxico económico que aquí le explicamos:

El efecto Tango: es el nombre que se le dio al fenómeno económico ocurrido en enero de 2014 cuando las bolsas de todo el mundo sintieron el impacto de la devaluación del 17% del peso argentino. No sólo los mercados de España, Chile y Estados Unidos registraron caídas en sus acciones, sino también las monedas de India, Turquía y Rusia fueron golpeadas por “el efecto tango”, al ser socios comerciales de este país suramericano.

El efecto Tequila: es el nombre de la crisis económica de México de 1994 que también tuvo repercusiones mundiales. Esta crisis fue provocada por la escasez de divisas internacionales registrada durante la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre México y Estados Unidos que produjo una gran devaluación del peso mexicano.

De acuerdo con el periódico Cronista de Argentina, a unas semanas del inicio del proceso de devaluación de la moneda mexicana, el entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, solicitó al Congreso de su país la autorización de un crédito por 20 mil millones de dólares para el gobierno mexicano, que le permitieran garantizar a sus acreedores el cumplimiento de sus compromisos financieros en dólares y no extender “el efecto tequila”.

El efecto Vodka: esta crisis financiera rusa (también llamada la “crisis del rublo”) causó el efecto vodka en agosto de 1998. Un declive profundo en el precio del petróleo tuvo consecuencias severas para Rusia. Sin embargo, la causa primordial de esta crisis financiera no fue directamente la caída de los precios del petróleo, sino el resultado de la falta de pago de los impuestos por parte de las industrias energéticas y manufactureras.

El efecto Samba: La crisis rusa llegó hasta Brasil, socio comercial de Rusia, en 1999, cuya economía se fue deteriorando rápidamente en la medida en que la turbulencia financiera se intensificaba en los mercados internacionales por los problemas en Rusia. En un intento por contener una masiva fuga de capitales, las tasas de interés brasileñas subieron más de 30% anual, con lo que la ya de por sí la elevada deuda interna del país aumentó aún más.

Con la aprobación, por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otras instituciones financieras internacionales, se otorgó un paquete de préstamos por 41,500 millones de dólares que sumado a la implementación de una fuerte disciplina fiscal, logró detener “el efecto samba”.

Efecto dominó: este término define el efecto de causalidad de las crisis económicas. Un ejemplo reciente es la crisis económica de Grecia de 2015 que provocó no solo que el sistema financiero griego quebrara sino que arrastró a otros países de la zona euro como España e Italia, debido a que Grecia no es un país aislado, sino que su economía está formada por agentes internos y externos como son las instituciones bancarias y la importación y exportación de bienes.

Por eso, los países europeos, especialmente Francia y Alemania, que tenían grandes inversiones de deuda en estos países mediterráneos, empezaron a trabajar conjuntamente no solo para salvar a Grecia sino a ellos mismos y así parar el efecto de caída en secuencia de sus economías como fichas de dominó.

Efecto Dragón: Fue una crisis que se presentó en 1995 con el desplome de las exportaciones en los países asiáticos, el colapso de la rentabilidad empresarial y el endeudamiento insostenible de empresas y gobierno. A partir de 1996 se comenzaron a ver las caídas en el crecimiento económico por parte de países cómo: Japón, China, entre otros.