Así fue cómo una empresa del sector construcción se financió con el mercado de capitales

El sector de la construcción es uno de los que más contribuye con el crecimiento del PIB de Colombia. Sin embargo, las empresas de este sector se deben enfrentar constantemente a una serie de desafíos para garantizar el surgimiento y continuidad de proyectos rentables. Uno de los retos más significativos es encontrar una fuente de financiación adecuada que garantice un costo de capital óptimo y un nivel de utilidad interesante para los inversionistas.

Históricamente, los mercados de capitales han sido un punto de encuentro eficiente en el que compañías e inversores han encontrado oportunidades provechosas para cada parte. En el plano colombiano muchas empresas han sido renuentes a usar el mercado de valores, sin embargo, algunas compañías dedicadas a la construcción lo han utilizado de forma exitosa para financiarse.

Es el caso de una empresa antioqueña que tiene alrededor de 40 años de experiencia en el sector y cuenta con diversos proyectos relevantes en el campo de la infraestructura a nivel nacional, no obstante, al igual que muchas compañías, ha atravesado momentos retadores, encontrando en el mercado de capitales un vehículo para conseguir recursos. Cuando un negocio recurre al mercado de valores en busca de una fuente de financiamiento tiene dos alternativas: la colocación de títulos de deuda o la emisión de acciones. En este caso, la compañía en cuestión usó ambas estrategias de manera satisfactoria.

En el año 2012, la constructora decidió incursionar en el mercado de capitales mediante la emisión de acciones ordinarias con el objetivo de aumentar el capital de la compañía y, de esta forma, afianzar su participación en megaproyectos de infraestructura en el territorio nacional.

Su primera experiencia en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) tuvo un buen resultado y, por lo tanto, en años posteriores acudió a la otra alternativa que ofrece la bolsa. La empresa realizó una colocación de títulos de deuda. De hecho, su última emisión de bonos tuvo lugar en febrero del presente año. A través de los bonos ordinarios la firma logró recaudar una suma importante de dinero y reorganizar el pasivo de corto plazo para garantizar una mejor liquidez y costo de capital en el corto y mediano plazo.

Finalmente, la experiencia de esta constructora es la muestra de que el mercado de valores es una alternativa viable para las empresas colombianas, una opción para conseguir recursos y financiar proyectos que impulsen su crecimiento.

Lo invitamos a leer ¿Qué debe tener en cuenta antes de invertir en la Bolsa?