Cómo han cambiado los hábitos de ahorro de las generaciones

La época en que se nace puede ser fundamental para definir la identidad de una persona en diferentes aspectos. Por eso, al hablar de generaciones se considera que quienes nacieron en determinados años tienen puntos de vista en común en cuanto a sus preocupaciones, motivaciones y estilos de vida, ya que vivieron circunstancias similares durante su crecimiento.

En cuanto a los hábitos de ahorro y financieros, cada generación tiende a tener los mismos comportamientos, como lo demuestra el estudio sobre “Estilos de vida generacionales”, realizado a nivel global por la firma Nielsen en noviembre de 2016, en el que se analizan las principales características y tendencias de hábitos de vida de las generaciones nacidas luego de la Segunda Guerra Mundial.

La clasificación generacional va de acuerdo al uso de la tecnología y comportamiento frente al mundo laboral, dividiéndose comúnmente en: Baby Boomers (nacidos entre 1946 y 1963), Generación X (nacidos entre 1964 y 1980), Millennials (nacidos entre 1981 y 1996) y Centennials (nacidos desde 1997 en adelante ).

Los Baby Boomers son llamados así debido al boom de nacimientos vivido en esa época en que las tasas de natalidad se dispararon. En la actualidad están pensionados o cerca de pensionarse y se caracterizaron durante su época laboral activa por preferir un trabajo estable y a largo plazo, no necesariamente en lo que les gustaba hacer. De acuerdo al estudio de Nielsen, el 41% de los Baby Boomers ahorra algún dinero cada mes para su futuro financiero y el 75% confía en que sus ingresos durante su jubilación provendrán principalmente de su pensión oficial.

La Generación X, nacidos entre 1964y 1980 , vivieron grandes avances tecnológicos y el nacimiento del internet y se caracterizan por ser más propensos a estar empleados y buscar el equilibrio entre el trabajo, los hijos y el tiempo de ocio. En cuanto a sus hábitos de ahorro, la mitad de los encuestados ahorra cada mes pero no está seguro de su futuro financiero, mientras que un 27% no ahorra en absoluto para su futuro y un 60% cree que no tendrá una jubilación confortable.

Los nacidos en el cambio de milenio o Millenials (1981-1996) se destacan por estar muy adaptados a la tecnología y tener una vida virtual igual de activa a la vida real. Según Nielsen, duran en sus trabajos un promedio de dos años, a diferencia de la generación X y los Baby Boomers (más estables) e intentan vivir de lo que aman hacer. En cuanto a sus hábitos de ahorro el 48% de los encuestados afirmó ahorrar cada mes pero no estar seguro de su futuro financiero, mientras que un 18% no ahorra nada para su futuro.

Sobre los ingresos en su edad de jubilación la mayoría de los Millenials cree que un 30% de sus ingresos vendrán de sus ahorros y un 40% de su pensión oficial, demostrando que con el paso del tiempo las generaciones son más conscientes de su responsabilidad financiera durante la época de retiro.

Los centennials o generación Z nacidos a partir de 1997 son verdaderamente “nativos digitales” ya que desde su niñez usan internet. Además son autodidactas (aprenden por tutoriales de vídeo), creativos y están sobre informados y aunque aún no están insertos en el mundo laboral, serían los más conscientes de que necesitarán de sus propios ahorros para mantener su nivel de vida durante su jubilación, según el estudio de Nielsen.

A pesar que el estudio muestra que en la formación de hábitos financieros la época en que se nazca puede tener una gran influencia, no importa a que generación se pertenezca, ahorrar es un hábito que se debe adquirir ya que permite alcanzar metas y asegurarse un mejor futuro.