Costos que aumentan con el IPC y el salario mínimo

El año nuevo siempre llega con cambios para la economía del país, como el aumento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) o inflación y del salario mínimo que traen consigo el alza en el valor de diferentes costos públicos como comparendos, subsidios de vivienda, entre otros. Conozca aquí los principales.

Uno de los principales costos que sube son los cánones de arrendamiento de vivienda urbana, que aumentan de acuerdo con la inflación o IPC del año inmediatamente anterior.

Esto quiere decir, que el incremento en el precio de los arriendos en el 2018 no podrá superar el 4,09%, es decir, el valor de la inflación del 2017, como lo establece la Ley 820 del 2003 que regula la celebración de contratos de alquiler de vivienda urbana.

Así mismo, en materia de financiación de vivienda las cuotas de los créditos que se manejan según la Unidad de Valor Real (UVR), atado a la inflación, varían cada mes con base en el comportamiento del costo de vida o IPC.

Otros costos que suben según la inflación son los peajes, ya que la mayoría de las estaciones de la red vial concesionada reajustan las tarifas en función del costo de vida registrado al cierre de cada año. Incluso en algunos casos puede haber aumentos mayores si estos se acordaron por el cumplimiento de obras específicas en los trayectos.

También otros costos de trámites públicos como los servicios notariales se incrementan cada año de acuerdo con la inflación.

Por otro lado, con el incremento del salario mínimo, que este año aumentó 5,9%, se reajustan las tarifas de comparendos, subsidios de vivienda y el precio de documentos públicos como el pasaporte ordinario o el ejecutivo.

Además, los copagos y las cuotas moderadoras de las EPS quedan sujetas a esta alza así como el aporte a pensión de quienes ganan un salario mínimo. También el costo del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) y las tarifas de las grúas y patios de las oficinas de tránsito.

Otros costos como las cuotas de administración en los conjuntos residenciales, avalúos catastrales, tarifas prediales y las matrículas en los colegios también están sujetas a reajustes atados al salario mínimo y al aumento del costo de vida.

Por lo anterior, es importante que esté atento al comportamiento de indicadores económicos importantes ya que pueden tener repercusiones de una u otra forma en sus finanzas.