¿Cuáles son los hábitos financieros de los Centennials o Generación Z?

Los Centennials o generación Z, nacidos desde 1997 en adelante, son definidos como los primeros nativos digitales y serán la principal fuerza laboral y consumidores del futuro, por lo que es importante conocer sus hábitos financieros ahora.

Un nuevo libro “Gen Z @work” trata de definir a esta generación, analizando a la población de esta edad en Estados Unidos y describe su mirada del mundo con tres palabras: inmediatez, rapidez y eficiencia ya que crecieron en pleno auge de los ‘smarthphones’, de internet y de las redes sociales.

Los miembros de la Generación Z, golpeados a nivel psicológico y económico por la gran recesión mundial de fines de 2008, son jóvenes que aunque aún no están insertos en el mundo laboral dan prioridad al dinero y la seguridad de un puesto de trabajo antes que cualquier aspecto filosófico, cuenta en su página web David Stillman, autor del libro.

Es por esto también que tienen una mejor consciencia del ahorro, asegura Stillman: “Pese a que están acostumbrados a la inmediatez y al corto plazo, consideran relevante implementar métodos de ahorro para el cumplimiento de sus propósitos”.

Al describir los hábitos financieros de los “Z”, el libro dice que se consideran muy conscientes de la importancia de cuidar sus ingresos presentes para asegurar un futuro tranquilo. Esto explica que valoren la estabilidad laboral en vez de aventurarse financieramente y ven en el buen manejo de su economía personal, la clave para garantizar el estilo de vida que desean tener.

Además se caracterizan porque empezaron a ahorrar desde muy pequeños. Debido a la coyuntura económica y los errores financieros de las generaciones predecesoras, que causaron la crisis del 2008, ellos vieron la importancia de tener hábitos ahorrativos para el cumplimiento de sus propósitos. Comenzaron a guardar algún dinero de sus mesadas o empezaron su vida laboral desde temprano para obtener ingresos, narra “Gen Z @ work”.
También cuenta el libro, que los Centennials, plantean metas de ahorro a corto y largo plazo y pueden establecer para qué quieren su dinero, ya sea para viajar o estudiar y pueden diferenciar muy bien también una necesidad de un deseo.

La mayoría de ellos además tienen cuentas de ahorro y hacen uso responsable del crédito: “ya tienen cuentas de ahorro y tarjetas de crédito. Estas, aun cuando son amparadas por sus padres, tienen un manejo responsable por los Centennials ya que evitan endeudarse con compras que saben que no pueden costear con sus ingresos”, asegura Stillman.

Otra característica importante de esta generación es que investigan sobre educación financiera debido a su inmersión digital y a que son autodidactas. Es común que acudan a aplicaciones y sitios web para encontrar métodos de ahorro y organizadores financieros y sostienen que el ejemplo familiar es indispensable para estructurar buenos hábitos económicos.

Por su responsabilidad con el dinero, priorización de gastos y preocupación por sus finanzas los Centennials han sido llamados por muchos la generación de los ahorradores .