El índice PMI registra su punto más alto en 19 meses

El Índice de Gestión de Compras (PMI) Davivienda que mide mensualmente el comportamiento del sector manufacturero del país, registró en abril de 2018 su puntuación más alta en los últimos 19 meses, confirmando que este es el año de la reactivación de la economía nacional.

En abril los resultados de este indicador mostraron una mejoría en el impulso del crecimiento de todo el sector de la manufactura, arrojando una puntuación de 52,1 puntos, la más alta en los últimos 19 meses.

Estos buenos resultados se atribuyen a que los productores incrementaron su actividad en general y contrataron personal adicional, animados por el incremento de los nuevos negocios, que fue el más marcado desde septiembre de 2016. Al mismo tiempo, la compra de insumos se expandió al ritmo más acelerado en dos años.

El informe revela que el principal factor que contribuyó al movimiento ascendente del PMI fue el aumento de los nuevos pedidos. Como consecuencia, las ventas aumentaron por segundo mes consecutivo al ritmo más acelerado en los últimos 18 meses y las empresas incentivaron también su producción y contrataron más trabajadores.

Sin embargo, a pesar de la recuperación de las cifras del empleo, la nueva mano de obra fue insuficiente para evitar un incremento de la cantidad de negocios pendientes, que fue un factor que registró un aumento negativo. Esto se explica por, “los fuertes flujos entrantes de nuevos negocios que ejercieron presión sobre la capacidad operativa”.

Derivado de esto, los fabricantes compraron insumos adicionales en abril para responder a los mayores requisitos de producción. Por ello, los niveles de compra de insumos aumentaron por segundo mes consecutivo y hasta su punto máximo en dos años. A su vez, lo anterior provocó un deterioro del desempeño de los proveedores, ya que los insumos suministrados fueron insuficientes para satisfacer la demanda. Así, los plazos de entrega promedio se prolongaron por octavo mes consecutivo en abril. Todo esto por el aumento de la producción del sector.

Este dinamismo registrado en el mes de abril, mantuvo la confianza empresarial elevada. Por esto, la mayoría de los encuestados expresaron una opinión positiva sobre las proyecciones de crecimiento de las ventas, las oportunidades de exportación, la expansión hacia nuevos mercados, la optimización de la publicidad y la diversificación de productos.