OCDE: Cambio de reglas para las empresas

OCDE cambio en reglas de las empresas

Una de las noticias que más eco ha hecho en los medios es el ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La organización es conocida como el club de las buenas prácticas, o el club de los países ricos. Lo cierto es que es una comunidad internacional de países que intentan tener estándares de excelencia en varias áreas de política pública que afectan directamente el crecimiento y el desarrollo de las naciones.

La OCDE cuenta con 23 comités que se enfocan en áreas como Salud, Educación, Empleo y Asuntos Sociales, Inversión, entre otros. Cada comité realiza estudios y seguimientos a los países miembros (y a los candidatos, como Colombia) para darle recomendaciones a los gobiernos de cuál es la ruta por seguir en materia de regulación y políticas públicas.

Uno de los comités que más han sonado para el caso colombiano ha sido el de Gobierno Corporativo, según la página de la OCDE, este comité se encarga de la evaluación de las normas y regulaciones a la estructura interna de gobierno de las empresas.

Se centra en cómo se estructuran las juntas directivas; cómo se toman decisiones estratégicas; y cuál es el relacionamiento con el inversionista y accionista, desde los reportes financieros, hasta los votos de las asambleas de accionistas.

Tal como lo explicó el diario La República en una publicación de mayo de 2018, las principales recomendaciones de ese comité vienen direccionadas a las empresas estatales y las que cotizan en el mercado de valores colombiano.

Para las compañías del Gobierno , las recomendaciones son de aumentar la independencia de las empresas con el Estado. Por lo anterior los ministros renunciaron a las respectivas juntas directivas, y se designó una entidad autónoma del gobierno, que se encargará de su representación en las juntas.

Por otro lado, para las empresas privadas se hicieron cambios que permiten una mejor relación entre los ejecutivos de las compañías y los accionistas, en especial los internacionales. Dentro de los cambios está facilitar el voto transfronterizo (fuera de las fronteras), y el reporte de estados financieros que sigan las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

En un primer lugar, estos cambios no serán sustanciales para las micro, pequeñas y medianas empresas (PYMEs), ya que el mayor enfoque de este comité está en favorecer la inversión internacional y las fusiones y adquisiciones de las grandes compañías. A pesar de esto, Colombia está en camino de migrar todos sus reportes financieros a las NIIF y sus estándares de auditoría externa, lo que terminará por ser empleado en todas las empresas del país.

Como se puede apreciar, la hoja de ruta está marcada, ahora falta ver cómo las empresas se ponen al día y empiezan a trabajar para tener gobiernos corporativos de altos estándares.