El repunte de los fondos de inversión colectiva en Colombia

El repunte de los fondos de inversión colectiva en Colombia
El repunte de los fondos de inversión colectiva en Colombia

El pasado mes de marzo, la expansión del COVID-19 causó en los mercados de capitales lo que se conoce como “sell-off”, un fenómeno que consiste en la venta masiva de activos, principalmente por el nerviosismo accionista. Usualmente, las olas de ventas generalizadas bajan los precios de los activos debido a un exceso de oferta y poca demanda y, por lo tanto, afectan el rendimiento del mercado bursátil.

Los Fondos de Inversión Colectiva (FIC), dado que dependen del desempeño del mercado de capitales, se vieron afectados por este golpe de incertidumbre. En el país, el número de activos bajo administración de estos vehículos de inversión cayó considerablemente y pasó de $97,25 billones en febrero a $67,79 billones en el mes de marzo, de acuerdo con La República, explicado además por los retiros masivos por parte de los inversores. Ahora bien, pese a esta caída, han logrado recuperarse rápidamente y, desde entonces, han continuado por esa senda.

De esta forma, a finales de julio, los activos bajo gestión volvieron a llegar a sus niveles previos a la pandemia y en lo que va del año su cantidad ha aumentado en 9,37%, según Capital Analytics. Igualmente, de acuerdo con la misma fuente, respecto al mes de junio, el número de inversionistas subió un 1,33% y se ubicó en 1,98 millones de personas, logrando alcanzar una cifra mayor que lo promediado en los primeros 7 meses del año.

La recuperación, entonces, ha sido más fuerte que la salida de recursos que vivieron los FIC a causa del virus. Los motivos principales del repunte fueron la mejora en el desempeño del mercado financiero a nivel mundial y el aumento de la confianza inversionista en las administradoras de FIC, las cuales han realizado una excelente gestión de los fondos durante la coyuntura, consiguiendo muy buenos resultados para sus clientes.

Dos de los fondos que han sido testigos del buen desempeño de los FIC en el país son el de Renta Fija Largo Plazo, gestionado por Corredores Davivienda, y el Fondo Superior, administrado por Fiduciaria Davivienda. El primero está destinado a personas con perfil de riesgo moderado y, al 31de julio de 2020, tuvo una rentabilidad mensual de 28,78% E.A, mientras que en lo corrido del año 2020 con corte a la misma fecha alcanzó una rentabilidad del 9,85% E.A. En cuanto al Fondo de Inversión Colectiva Superior, el cual está dirigido a inversionistas conservadores, está expuesto a menor volatilidad y tiene disponibilidad de liquidez inmediata, con corte al 31 de julio, ha percibido una rentabilidad de 4,56% E.A. año corrido y de 4,45% E.A mensual.

Para terminar, el balance general del comportamiento de los fondos de inversión colectiva en Colombia es favorable. Este buen comportamiento y su recuperación se debe, en parte, al correcto manejo del riesgo de los profesionales y expertos que se encargan de gestionar las inversiones de estos fondos. Estas cifras demuestran la importancia de que los colombianos inviertan su dinero en vehículos gestionados por conocedores de la industria para así, obtener resultados favorables a largo plazo.