La distribución de ingresos en América Latina

 

 

La distribución de ingresos en América Latina.

América Latina es un subcontinente que, aunque en los últimos años se ha caracterizado por aumentar sus niveles de crecimiento económico y de desarrollo, también ha presentado cifras históricas en donde la desigualdad es una de sus más comunes características. Es por esto que medir la distribución de ingresos en este subcontinente es tan importante, pues este es uno de los indicadores que con mayor precisión puede decir qué tanto esta situación ha cambiado o no.

En primer lugar, es importante aclarar que en cuanto a distribución del ingreso hay dos posibilidades principales. Una es ser caracterizado como un país de ingresos altos, que es aquel que alcanza un nivel de ingreso nacional bruto per cápita de US$12.055; la otra posibilidad es ser caracterizado como un país de ingresos bajos, lo que significa que el país en cuestión cuenta con niveles de ingreso inferiores a esta cifra.

De acuerdo a un artículo publicado recientemente por el medio de comunicación BBC Mundo, Puerto Rico es el país que mayores ingresos tiene, alcanzando los US$19.460, seguido de Argentina y Panamá que son países de ingresos medianos-altos con un ingreso nacional bruto per cápita que oscila entre los US$3.956 y US$12.235.

Pero seguido de estos, está también Colombia, que hasta la actualidad es considerado un país con un nivel de ingreso medio alto, que en años recientes ha alcanzado un ingreso nacional bruto per cápita de hasta los US$5.830.

Pero, de nada sirve contar con altos niveles de ingreso si los niveles de desigualdad y pobreza que caracterizan al país también son altos. En este caso los 5 países más desiguales, de acuerdo a la misma fuente y teniendo el índice de Gini como referencia, son Brasil, Colombia, Panamá, Honduras y Costa Rica.

Ahora bien, esto indica que América Latina, aunque cuenta con los medios para erradicar problemáticas como lo son la pobreza y la desigualdad, también cuenta con problemas como la corrupción y la inadecuada administración del gasto que solo hacen que el nivel de crecimiento económico y desarrollo de los países que la conforman se vea estancado.

Por todo esto, se espera que en los años que vienen, los gobiernos de los países latinoamericanos replanteen sus estrategias y fortalezcan sus relaciones, de manera que sea posible enmendar los errores del pasado y construir así un mejor futuro para cada uno de estos territorios y para las personas que de ellos son parte.

Si le gustó este artículo lo invitamos a leer: “Conozca el valor de los salarios mínimos en Latinoamérica“.