Latinoamérica tiene 8 de los 10 países más desiguales del mundo

De acuerdo al último informe del Banco Mundial sobre la repartición de la riqueza en el mundo por países, América Latina no es la región más pobre del planeta, pero sí la más desigual junto con África Subsahariana.

El Banco Mundial utilizó el “Coeficiente Gini” para medir la desigualdad con base a dos variables absolutas: el cero indica que todos tienen el mismo ingreso o perfecta igualdad y el 1 significa que una persona concentra todo el ingreso y el resto no tiene nada o desigualdad absoluta. Entonces, en la medición un país obtiene un número entre 0 y 1 según su nivel de desigualdad.

Según esto, el país más desigual del mundo al finalizar el 2018 es Sudáfrica. En segunda posición se ubica Haití, le sigue Honduras y en cuarto lugar se encuentra Colombia. En quinto lugar se ubica Brasil, le sigue Panamá, luego Chile, Rwanda, Costa Rica y en décimo lugar México; lo que significa que 8 de los países más desiguales del mundo se encuentran en Latinoamérica.

A pesar de esta preocupante realidad de la región, el Banco Mundial indicó también en su informe que los latinoamericanos son los que más han avanzado en temas de desigualdad, gracias a las múltiples políticas implementadas por los diferentes países para combatir esta problemática.

Colombia

El país aparece como el cuarto país más desigual del mundo, a pesar de haber sido catalogado por el mismo Banco Mundial como un país de ingresos medio-altos. Esto significa que en el país el 10% de la población más rica gana cuatro veces más que el 40% de la población más pobre.

A pesar de esto, desde el 2002 el Gobierno Nacional viene haciendo esfuerzos por disminuir la pobreza y desigualdad en el país a través del “Enfoque multidimensional de la pobreza”, que combate este problema desde tres perspectivas: educación, salud y bienestar social; y no solo según los ingresos de la población.

Para el 2022, el Gobierno de Iván Duque se propone aumentar la equidad en el país a través de la reducción de las brechas salariales por empleos, un mejor acceso a la educación y la igualdad de ingreso entre hombres y mujeres, con el objetivo de sacar a Colombia de la lista de los países más desiguales del mundo para el final de su Gobierno.

Al cierre del informe, el Banco Mundial precisa que no siempre se pueden ejecutar las mismas medidas en todos los territorios, ya que se deben adaptar de acuerdo a las necesidades y realidades de cada país, lo cual hace complejo encontrar una solución definitiva a la desigualdad en el mundo.

Si le gusta este artículo lo invitamos a leer y compartir: “Retos económicos para el país: Disminuir la desigualdad“.