Los 5 países de América Latina que dependen económicamente de EE.UU.

Hay varias formas de depender económicamente de un país. Este caso se vuelve aún más común cuando el país en cuestión es Estados Unidos, una potencia mundial con una de las economías más fuertes y estables de la historia. Aunque bajo el mandato del presidente Donald Trump varias cosas han cambiado, esta dependencia se ha mantenido. Aquí le contamos cuáles son los países que tienen esta característica .

En primer lugar, una manera de depender de este país es por la balanza comercial, es decir, con el monto de exportaciones realizadas. En cuanto a esto, de acuerdo a un estudio realizado por BBC, la nación que más depende de Estados Unidos es Haití, pues sus ventas alcanzan el 83% de su producción interna.

Seguido de esto están México y Canadá, pues en este caso cada país vende a Estados Unidos el 82% y el 81% de su producción interna correspondiente. Por último, están Honduras, que exporta 58% de su producción y St. Kitts que vende el 56% de esta.

Otra forma de generar algún tipo de dependencia es por medio de la inversión extranjera estadounidense que es realizada en cada Nación. Según la misma fuente, los países que mayor inversión extranjera estadounidense reciben son Canadá, al recibir US353.000 millones al año, México, obteniendo US$92.000 millones y Brasil y Chile manteniendo montos de inversión de US$65.000 millones y US$27.000 millones respectivamente.

Lo que esto implica es que la balanza comercial de varios países está en manos del actual presidente estadounidense y de las políticas que él quiera implementar. La situación es preocupante, pues en caso de que bajo su mandato se lleven a cabo las políticas proteccionistas que hasta ahora ha mencionado que quiere tomar, todos estos países mencionados, incluyendo muchos otros, tendrían grandes problemas por enfrentar.

Pero las cosas pueden cambiar. Todos estos países son conscientes de su dependencia frente a esta Nación y es por esto que se está trabajando en diferentes acuerdos que medien ante la situación y que promuevan la estabilidad económica de cada uno en el largo plazo. Ahora, solo está por verse la manera como estos acuerdos sean llevados a cabo.

Si le gustó este artículo lo invitamos a leer: “La repercusión para el mundo de la reforma tributaria de Estados Unidos“.