Los distintos modelos pensionales en el mundo

Desde que se estipularon jornadas legales de trabajo y un estatuto para los trabajadores a comienzos del siglo XX, ha surgido también la pregunta sobre cuál es el mejor sistema de jubilación para los empleados que se pensionan. Estas son algunas de las respuestas que se le han dado a este interrogante, con los diferentes modelos de pensiones que se han creado en el mundo en los últimos 100 años.

Según la agencia de noticias británica BBC, el primer modelo pensional surgió hace casi 140 años en Alemania, con el propósito de promover el bienestar de los trabajadores y de esa manera evitar un levantamiento social que pudiera llevar al socialismo. Por esto el canciller de la época Otto Von Bismarck estableció el primer sistema de pensiones para el adulto mayor en el mundo. Este se caracterizaba por la edad de retiro a los 65 años, a pesar de que la esperanza de vida del país era de 45 años.

Tras la Primera Guerra Mundial y la aparición del socialismo, los sistemas de seguridad social para los trabajadores y los adultos mayores se desarrollaron rápidamente en varias regiones, y la protección en la jubilación se incluyó en los programas de los organismos de protección de los derechos humanos como la Organización internacional del Trabajo (OIT).

En 1944, la histórica Declaración de Filadelfia de la OIT llevó, entre otras cosas, a un movimiento en favor de la aplicación de las medidas de seguridad social y al estudio de los problemas comunes relativos a la administración de los sistemas de pensiones. Al año siguiente, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo artículo 22 reconoce que “toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social”, estableciendo así la jubilación como un derecho humano fundamental y obligando a todos los estados del mundo a crear sistemas pensionales que garanticen este derecho.

Sistemas de pensión actuales

Aunque cada país tiene una legislación que es especial y única en el tema de pensiones, alrededor del planeta existen elementos comunes en todos los sistemas, por lo que es posible clasificarlos en tres grandes categorías: de reparto, de ahorro individual, y mixto, explica la OIT en su Estatuto del Personal.

Ahorro individual

Este sistema funciona mediante el ahorro individual de cada afiliado, en donde mes a mes los trabajadores ponen parte de su sueldo en fondos de pensiones, que luego invierten los recursos recaudados en productos financieros que ofrecen alguna rentabilidad.

Bajo este sistema, la pensión final depende de cuánto se haya aportado durante la vida laboral y la rentabilidad ganada por el fondo de pensiones, los cuales son administrados por instituciones privadas y en el caso colombiano, regulados por la Superintendencia Financiera. Países como Chile, Perú y Australia se rigen por este sistema.

De reparto

Este modelo, funciona mediante el financiamiento de las pensiones con los aportes mensuales obligatorios que realizan los trabajadores activos para pagar su pensión, esperando que cuando estos tengan que jubilarse, sean las personas en edad laboral los que aportarán al sistema.

En este modelo el Estado es quien administra los fondos de pensiones y además ofrece subsidios, constituyéndose en un régimen pensional solidario. Este es el sistema de Dinamarca, considerado según el Índice Global de Pensiones Melbourne 2017, como el mejor sistema pensional del mundo, debido a que el Estado garantiza altas jubilaciones, no sin antes haber cobrado un alto impuesto a los trabajadores activos por ahorro para pensión.

En Dinamarca, la pensión pública básica es de un máximo del 17% del salario promedio y solo se recibe tras haber cotizado durante 40 años, siendo los 67 años la edad mínima de jubilación.

Para conocer más sobre la clasificación de los modelos pensionales del mundo consulte el artículo: Los mejores sistemas de pensiones del mundo.

Mixto

Este modelo también conocido como tripartito, es el que combina el aporte del Estado con el ahorro privado a través de planes individuales y aportes de los empleadores, según el convenio que exista entre los trabajadores y la empresa.

Nueva Zelanda es uno de los países que utiliza este modelo, en donde su sistema de carácter universal, busca incluir a todas las personas en edad de jubilarse mediante impuestos a la población activa y un sistema de ahorros voluntarios subsidiados por el Estado, para completar el monto para una pensión digna.

En el caso de Colombia se puede decir que existe un sistema mixto no complementario ya que una persona puede acogerse a uno de los regímenes pensionales existentes: Régimen Solidario de Prima Media y el Régimen de Ahorro Individual, pero los dos sistemas no se complementan . Aunque existe la posibilidad de ahorrar en fondos privados de pensiones si se está afiliado al régimen solidario, este es un ahorro voluntario.

Desafíos a futuro

Autoridades mundiales en la materia, como el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID), han advertido sobre los problemas de financiamiento de los sistemas actuales de pensiones, no solo en los modelos de reparto, sino también en los de ahorro privado, los cuales podrían entrar en una severa crisis en los próximos años si no se realizan mejoras a sus estructuras.

Para ambos modelos, estas autoridades señalan que el problema fundamental es el mismo: alrededor del mundo la gente está viviendo cada vez más tiempo, pero ni los individuos, ni los estados, ni las empresas están ahorrando lo suficiente para tener un retiro cómodo. Por esto, los estados aún están estructurando un modelo pensional que sea acorde con el aumento de la esperanza de vida y la capacidad de ahorro para pensión en edad laboral.