Los temores con López Obrador

Los temores con López Obrador.

Andrés Manuel López Obrador tras su posesión el sábado 1 de diciembre de 2018 como el nuevo presidente de México recibe al país con problemas económicos, la mayor ola de violencia en 80 años, denuncias por violación de derechos humanos y escándalos de corrupción.

Sin embargo, no todo es negativo. El gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto, consiguió aprobar reformas estructurales como la explotación de hidrocarburos a la inversión privada y la reforma en telecomunicaciones, que permitió la extensión de la cobertura de internet.

Aunque son varios los retos que debe asumir “AMLO”, hoy le daremos a conocer los temores que tienen los mercados al tenerlo en la Presidencia del país azteca:

-Los bonos Pemex: Petróleos Mexicanos llevó a cabo la colocación de dos bonos con vencimiento a 10 y 30 años, por un total de US$4.000 millones. Esta operación permite mejorar la eficiencia de la curva de rendimientos, lo que se refleja en un mejor costo financiero para la empresa. Actualmente, los bonos de Pemex a 30 años llegaron a US$82 centavos y los inversionistas extranjeros se deshicieron de US$2.200 millones en bonos mexicanos.

-Aeropuerto de Ciudad de México: en octubre, el nuevo Presidente anunció que suspenderá la construcción del nuevo Aeropuerto de Ciudad de México, proyecto a medio construir y con una inversión de US$13.000 millones. Los contratistas nacionales y extranjeros que se postularon reaccionaron con desaliento. Y los que ya estaban trabajando en las obras, no confían en recibir la indemnización que asegura AMLO. La deuda que se emitió para financiar el aeropuerto terminó siendo la de peor desempeño en el mundo, de acuerdo con el portal América Economía, de todas las emisiones cuasi soberanas, en el tercer trimestre de 2018.

-Refinería de petróleo: por medio de un referéndum informal, en el cual votó menos del 1% de los mexicanos, se tomó la decisión de construir una nueva refinería de petróleo destinada a aumentar la debilitada producción de Pemex, además de proyectos ferroviarios en el empobrecido sur. Por otro lado, vienen consultas populares para decidir si se revierte la reforma energética del 2014.

-Ley de Morena: se creó para eliminar una serie de comisiones que cobra el sistema financiero. La presentación de este proyecto, se tradujo en un derrumbe de las acciones de los bancos, que solo se recuperaron parcialmente después de retirar esta iniciativa.

-Reducir sueldos: aún no está clara la medida para saber cómo reducir los sueldos de los altos funcionarios de gobierno ayudará a combatir la corrupción. Pero comenzó el rumor de una estampida de altos ejecutivos de Pemex, lo que ayudó a bajar en el mercado el precio de los bonos del monopolio petrolero estatal.

Tras su elección, los inversionistas y mercados dieron a AMLO el beneficio de la duda. La tranquilidad de los empresarios creció cuando nombró como Jefe de Gabinete a Alfonso Romo, proveniente del mundo de los negocios, y al tecnócrata Carlos Urzúa como Ministro de Hacienda, lo cual fue otra señal tranquilizadora.

Aún queda mucho tiempo para saber los verdaderos resultados de su gobierno, ya que se debe tener en cuenta que el desempeño de su mandato se medirá sobre la reducción de la violencia y la lucha contra la corrupción. En octubre de 2024 el mundo, y en especial Latinoamérica, podrá ver si cumplió con sus promesas.

Si le gustó el artículo lo invitamos a leer: “Los salarios mínimos más altos y bajos en Latinoamérica“.