Sabe por qué la calificación de las empresas está relacionada con la nota de riesgo país

Sabe por qué la calificación de las empresas está relacionada con la nota de riesgo país
Sabe por qué la calificación de las empresas está relacionada con la nota de riesgo país

Recientemente las calificadoras de riesgo Fitch y Standard & Poor’s bajaron la calificación de Colombia de “BBB” a “BBB-” y mantuvieron su perspectiva a la baja en la nota del país. Las agencias manifestaron que esta reducción se debe principalmente a la caída de los precios del petróleo, la depreciación del peso y el impacto económico que tendrá el COVID-19. La combinación de estas situaciones resultaría en un debilitamiento de la métrica fiscal, pues es un momento en el que los ingresos del Gobierno se van a reducir y el gasto público debe aumentar para contener la pandemia.

Ahora bien, aunque esta calificación de riesgo país se refiere al riesgo de incumplimiento de pago emisor (IDR) de largo plazo en moneda extranjera, es decir, a la capacidad que tiene el Gobierno colombiano para hacerle frente a su deuda, la perspectiva negativa afecta directamente a los emisores privados. En general, un emisor es todo aquel que financia actividades mediante la emisión de valores como acciones o bonos. Por lo tanto, un emisor de naturaleza privada puede ser un banco o una empresa privada.

Entonces, ¿por qué una calificación negativa sobre la deuda soberana afecta a los emisores privados?

Según Asofondos, “una buena calificación de riesgo se ha constituido en un elemento fundamental para el desarrollo económico del país, ya que básicamente le permite a la nación acceder a créditos más baratos”. Entonces, una calificación crediticia desfavorable hace que Colombia represente un riesgo mayor para los inversionistas y que el ambiente de negocios se debilite. Podría decirse que ahora los inversionistas lo pensarían un poco más antes de poner su dinero en el país y esto afecta a los emisores privados.

Además, la economía debe pensarse como un todo. De esta forma, un panorama negativo en la deuda soberana, que usualmente se considera como un activo de menor riesgo, refleja que la economía colombiana no está en su mejor momento. La manera en la que se percibe el riesgo del emisor afecta directamente el riesgo de las demás instituciones en el país, como los bancos o las empresas que emiten valores. Entonces, como los inversionistas son aversos al riesgo, los emisores privados deben ofrecer mayores retornos para atraerlos y así compensar el riesgo que implica invertir su dinero en Colombia.

En conclusión, si bien la calificación de riesgo país de las calificadoras no fue precisamente sobre los emisores privados, el hecho de que la perspectiva del país sea desfavorable tiene un impacto importante para ellos, pues es el entorno en el que se desarrollan. Además, esto es directamente proporcional, así que si la nota del país no está bien, la de las entidades privadas será similar.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Por qué fijarse en una buena calificación antes de invertir?