Iniciar un emprendimiento con baja inversión

cómo iniciar un negocio con baja inversión

Un mito generalizado sobre el emprendimiento es que para empezar un negocio se necesita contar con un gran capital o presupuesto. Es común escuchar a familiares, amigos o colegas decir que “si tuvieran dinero” abrirían su propio negocio.

La Revista Forbes desmitifica esta creencia, en su artículo Tips para emprender, afirmando que para desarrollar una idea de negocio, antes que contar con un gran capital o inversión, lo más importante es tener un buen plan de acción y mucha creatividad para desarrollarlo.

Un emprendedor exitoso está altamente motivado para concretar lo que se propone y es capaz de perseverar hasta llevar a la realidad sus ideas. Debe estar siempre abierto a aprender para superar los diferentes obstáculos en el desarrollo de su objetivo, entre ellos contar con poco capital.

Es el caso de cómo se desarrolló la aplicación colombiana que hace el mercado por usted: Merqueo.com como cuenta su fundador, Sebastián Noguera, para el portal web El Tiempo.com. “Comencé identificando una necesidad: los domicilios parecían ser la solución a las largas filas en el supermercado, pero son una pesadilla porque debemos esperar cerca de cinco horas para tener en casa lo que queremos”.

Entonces Sebastián se asoció con tres amigos, usaron sus ahorros y el apoyo de un fondo colombiano para emprendimientos y comenzaron a desarrollar la idea.

Merqueo ya tiene 80.000 descargas, 30.000 seguidores en Facebook y 400.000 sesiones en su página web y el último mes entregaron 16.000 pedidos.

Si usted, un amigo o conocido tienen poco capital pero quieren empezar ya su negocio propio, podrían hacerlo teniendo en cuenta las siguientes opciones que le permiten bajar los costos de funcionamiento de su nuevo emprendimiento:

-Inicie su negocio en casa: antes de arrendar una oficina para su negocio propio, podría desarrollarlo desde su casa. Tal vez su hogar no esté en un sitio comercial o cercano a su público objetivo, pero con un producto de calidad y excelente atención al cliente, el voz a voz será su mejor publicidad. Así, los clientes sabrán de usted e irán a buscarlo.

-Alquile en vez de comprar: no es necesario que cuando empiece su negocio cuente con bienes o maquinaria propia. Hoy en día se puede alquilar o rentar gran cantidad de cosas para las empresas. Podría, por ejemplo, alquilar la maquinaria y el equipo necesario para su fábrica, las mesas y sillas para un restaurante, e incluso el computador de su oficina.

-Publicítese por internet: los canales de comunicación digitales como las redes sociales, blogs y páginas web son una herramienta de promoción gratuita o a bajo costo que ofrecen un gran alcance de públicos. Puede crear una página web para mostrar los servicios o productos que ofrece su compañía y utilizar las redes sociales como Facebook o Instagram para presentarse directamente a sus potenciales clientes.

-Busque financiamiento: en la actualidad existen diversas fuentes de financiamiento como fondos gubernamentales, préstamos bancarios o financiamientos colectivos “crowdfundings” destinados a respaldar el desarrollo de ideas de negocio. Puede aplicar a convocatorias de apoyo a emprendimientos o iniciar una campaña de crowdfunding para reunir el capital inicial y poner en marcha su proyecto.

En conclusión, tener poco dinero no significa estar inhabilitado para abrir su propia compañía. Aunque el dinero es importante, existen alternativas para poner en marcha su negocio.

Lo fundamental a la hora de emprender es hacerlo, estar dispuesto a correr riesgos, trabajar duro y perseverar. Como aconseja Nolan Bushnell, fundador de la compañía de videojuegos Atari y pionero en esta industria: “el ingrediente más importante es levantarse y hacer algo. Así de simple. Muchas personas tienen ideas, pero sólo algunas deciden hacer algo hoy. No mañana. No la siguiente semana sino hoy”.

Para más información sobre este tema puede ir a la siguiente nota