Transformación digital de la empresa

transformación digital en las empresas
Transformación digital de las empresas

La transformación digital es un término que ha estado en los diarios de negocios, los foros empresariales y en la agenda de las compañías más importantes a nivel mundial. Aún así, su connotación y efectos prácticos sobre la estrategia de una empresa han variado abismalmente en los últimos años. Según la revista Harvard Business Review, la transformación digital hace un poco más de diez años significaba ajustes que se realizaba en las entrañas del departamento de tecnología, y que consistía en el tratamiento de datos. Hoy, el concepto permea cada área de las grandes firmas, y se volvió una hoja de ruta para el futuro de las compañías.

Pues bien ¿Qué significa entonces la transformación digital para una compañía? Simplificando un poco el fenómeno, es la estrategia que usan las empresas para mejorar sus procesos internos y externos al adaptar las herramientas que ofrecen los avances tecnológicos. Sin embargo, esta definición sigue siendo amplia, y sus aplicaciones y consecuencias varían entre países e industrias.

Para algunas compañías, esta estrategia puede pasar por la organización de la información usando medios tecnológicos y la digitalización de muchos procedimientos que antes se realizaban en el papel. Para otras, implica el uso de inteligencia artificial, Machine Learning, y Big Data dentro de sus procesos, al igual que la completa digitalización y automatización de sus estrategias publicitarias, y el uso del Internet de las Cosas (Internet of Things) para mejorar los productos o servicios ofrecidos.

Según la revista de negocios Forbes, esta estrategia se reduce a las 3 Ps: personas, procesos y productos. Y, es la capacidad de integrar la tecnología disponible a estos tres elementos presentes en todo negocio. Empoderar a las personas (trabajadores, consumidores e inversionistas) con la tecnología y plataformas disponibles; optimizar los procesos necesarios, y eliminar los innecesarios con las herramientas existentes; y, agregarle valor al producto o servicio vendido a través de la tecnología, que puede ser con el uso de aplicaciones móviles, servicios en línea, o hasta el uso de tecnología de punta como Realidad Aumentada.

Dentro de los sectores en los que más disrupciones se han generado, está el financiero. Según la consultora especializada en estrategia digital Accenture, se espera que la banca sufra muchos cambios con la transformación digital.

Algunos ejemplos de lo que se espera que implemente la banca a nivel global son: desarrollo de inteligencia artificial para la atención de los clientes, que reemplazará al gerente comercial que concede los créditos y diversos productos; una realidad extendida con la banca virtual, que eliminará la necesidad de ir a una oficina física, sin importar el tipo de trámite que se vaya a realizar; veracidad de los datos, usando tratamiento masivo de información con técnicas de Big Data y Machine Learning, lo que hará que la información que tengan los bancos sobre el comportamiento de sus clientes sea más confiable y hasta predictiva; y el uso de tecnología de Blockchain para reducir los tiempos y los costos de todos los contratos financieros y transacciones complejas.

La tecnología y sus avances están para quedarse, por lo que incorporar una estrategia digital es fundamental para garantizar la competitividad de cualquier negocio, sin importar la industria o el tamaño que se tenga.

Para más información sobre el tema lo invitamos a leer y compartir el artículo “Las claves para llevar a su empresa al siguiente nivel”