Bonos sociales, una oportunidad para invertir en educación

Bonos sociales, una oportunidad para invertir en educación
Bonos sociales, una oportunidad para invertir en educación

La educación accesible y de calidad es fundamental para el desarrollo de la sociedad. En el mundo, diferentes entidades han emitido bonos sociales para financiar la educación superior de su población. Según Standard & Poor’s, en 2020 la emisión de este tipo de instrumentos se cuadruplicó, pues los inversionistas ven en ellos la oportunidad de combinar su propósito de obtener ganancias con la contribución a una causa social.

En el plano Latinoamericano, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) realizó la primera emisión de bonos para proyectos de educación en diciembre de 2019, con el objetivo de fomentar la productividad y competitividad de la región, por medio de la inversión en capital humano. Así, se colocaron en el mercado de valores títulos con vencimiento a diez años a un valor de US$140 millones, los cuales fueron adjudicados a un inversionista japonés, de acuerdo con la información del CAF.

Mientras tanto, en el contexto colombiano, el pasado 17 de diciembre de 2020, el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) emitió, por primera vez en sus 70 años de historia, bonos sociales en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). El propósito de la institución es encontrar mejores fuentes de financiación para seguir promoviendo el acceso a la educación superior de los colombianos.

El valor de la emisión fue de $364.000 millones y la calificadora de riesgo Fitch Ratings le otorgó la clasificación AAA. Este es el primer bono social para la educación superior que se emite en Colombia y que cumple con los principios internacionales (SBP).

Al respecto, según el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia (Bancoldex), los títulos para financiar la educación al ser bonos sociales no solo deben cumplir con los estándares dispuestos a nivel mundial, sino, además, deben destinar los recursos estrictamente a proyectos sociales, comunicar de forma clara los objetivos y proyectos específicos de la inversión al interesado y realizar informes periódicos sobre la utilización del dinero, entre otros.

Sobre esto, Manuel Acevedo Jaramillo, presidente del ICETEX, citado por el diario Portafolio, mencionó que el dinero que se obtenga de los bonos va directamente a apalancar los nuevos otorgamientos de créditos educativos y las renovaciones de los estudiantes que todavía están en periodo de formación. En este sentido, de acuerdo con Acevedo, el mercado de capitales ofrece oportunidades para pensar de manera diferente las estructuras de capital de las organizaciones que construyen a la sociedad.

Igualmente, con esta iniciativa se busca generar otro tipo de beneficios a los usuarios.  Algunos de los más relevantes serían la reducción gradual y responsable de las tasas de interés vigentes, el mejoramiento de su portafolio de servicios y la ampliación de su programa de crédito, explicó Acevedo.

De esta forma, el mercado de capitales abre posibilidades novedosas para los inversionistas, quienes pueden poner a trabajar su capital y aumentar su dinero, mientras contribuyen a una buena causa. Cabe resaltar que la educación no es el único objetivo de la emisión de bonos sociales. Por el contrario, existen otros títulos para financiar diferentes temas, como la salud, atención a población vulnerable, vivienda, seguridad alimentaria y demás.

Lo invitamos a leer el artículo: “Bonos sociales, principales características”.