¡Cae la informalidad en Colombia! Bogotá, donde más disminuyó

¡Cae la informalidad en Colombia!

El crecimiento de la economía colombiana ha sido uno de los temas que mayor polémica ha generado en el presente año. Esto ocurre debido a que el desempeño económico de un país define las condiciones en que sus habitantes viven año tras año.

Hay varios factores que influyen en dicho crecimiento. El sistema pensional, la inflación, la tasa de cambio, la pobreza, la desigualdad, el nivel de riqueza, el desempleo y la informalidad son algunos ejemplos. Entre estos, la informalidad es destacada, pues de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) ha disminuido, afectando positivamente el empleo, del cual tantas personas dependemos. Por esto, el tema principal en este artículo es la reducción de la informalidad en el territorio nacional.

Según la entidad, entre febrero y abril del presente año 119.000 personas pasaron de tener un empleo informal a ser contribuyentes en el empleo formal, hecho que beneficia enormemente al total de la sociedad colombiana. Este aumento hizo que, en total, 5,7 millones de personas sean hoy parte del mercado formal, mientras que 4,9 millones siguen siendo parte del sector informal.

Bogotá fue la ciudad en donde más pronunciada fue la disminución, de manera que en la capital 38.000 trabajadores se vieron beneficiados. En el siguiente puesto se encontraron Bucaramanga, en donde 27.000 personas consiguieron un empleo formal; y Cartagena, en donde el aumento fue de 18.000 personas.

Lo invitamos a leer el artículo “Aumento en el recaudo de cesantías, un termómetro del empleo formal

Un aumento de los trabajadores formales implica que, por ejemplo, más personas sean contribuyentes, lo que regula el sistema pensional. Esto ocurre debido a que, en tanto es mayor el recaudo realizado por el Gobierno, mejor puede ser la distribución de los ingresos, la cual, en parte, es destinada a los pensionados.

Así mismo, estas personas pueden obtener beneficios como por ejemplo salud, primas, vacaciones, cesantías, caja de compensación, ARL (riesgos laborales), entre otros. Dado esto, al tener la capacidad de vivir mejor, los niveles de productividad en sus trabajos pueden aumentar, hecho que también favorece a las empresas.

Por lo anterior, los datos brindados por el DANE representan buenas noticias para los colombianos. Hechos como este demuestran que, si cada uno actúa correctamente, al final todos los involucrados también se beneficiarán. Se espera que esto continúe y que cada vez sean más las personas que en Colombia puedan ser parte del sector formal.