Ciudades inteligentes: una inversión para el futuro

Ciudades inteligentes: una inversión para el futuro
Ciudades inteligentes: una inversión para el futuro

Más de 4.000 millones de personas en el mundo viven en ciudades y se espera que el número siga aumentando. De acuerdo con el Banco Mundial, para 2050, aproximadamente 70 de cada 100 seres humanos vivirán en zonas urbanas, lo que supone grandes retos en cuanto a sostenibilidad. Los países, teniendo esto en mente, ya están preparándose para poder ofrecer a sus habitantes un futuro próspero en las ciudades.

Un claro ejemplo de este fenómeno es la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para el año 2030. Estos 17 objetivos buscan combatir el cambio climático, mejorar la educación, impulsar las energías renovables, erradicar la pobreza, entre otros. Si bien todo esto está articulado a ciudades más sostenibles, el objetivo número 11 se refiere específicamente a este tema, pues plantea “conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Ante esta situación, se han popularizado las ciudades inteligentes o “smart cities”, las cuales se caracterizan por su eficiencia en transporte, su respeto por el medio ambiente, su seguridad y por mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Estas tendencias, sin duda alguna, han hecho que se creen soluciones de inversión responsables que ofrezcan a las personas una rentabilidad financiera atractiva y, al mismo tiempo, tengan impacto en el desarrollo sostenible. El mundo financiero no ha sido ajeno a esta revolución y se ha adaptado para contribuir al cambio y al crecimiento.

Según el informe de febrero de 2020 de Orbis Research, el mercado de ciudades inteligentes tiene un gran potencial, pues se espera que crezca a una tasa compuesta anual del 18,30% (CAGR) en los próximos 5 años. Además, el estudio menciona que el aumento en el uso de la tecnología verde impulsará aún más este mercado, alcanzando un valor de alrededor de US$1.800 billones para 2025.

Finalmente, lugares como Londres o Singapur ya se destacan por sus avances en este tema. Mientras tanto, en Colombia se han empezado a plantear diversos proyectos para acercarnos a tener ciudades más desarrolladas. Con la rápida urbanización, la necesidad de construir infraestructura, sistemas de transporte público y espacios que sean armoniosos con el medio ambiente, la inversión en este tipo de proyectos se presenta como una gran oportunidad para obtener rendimientos y fomentar el progreso del país.

Lo invitamos a leer el artículo “La metodología que está reduciendo la pobreza en Colombia y el mundo